Los vídeos que según Vox justifican el “pin parental”: ¿Alguien en esta clase tiene ganas de darle una hostia a este tío?

La formación de Santiago Abascal ha colgado en instagram y Twitter varias grabaciones de charlas sobre violencia de género y educación sexual para defender el control de los padres frente al “adoctrinamiento progre”.

En los últimos días el “pin parental” o “censura educativa”, como lo denomina el Gobierno, se convertido en la polémica estrella. Tras su aprobación en la Región de Murcia mediante un pacto alcanzado entre Vox, PP y Ciudadanos, el Gobierno salió en tromba a criticar la medida y a anunciar, tras el último Consejo de Ministros, que tomarán acciones legales para forzar su retirada.

Desde la formación verde han diseñado una campaña para promocionar, divulgar y poner en las manos de los padres el PIN PARENTAL. “ante el evidente adoctrinamiento en ideología de género que sufren nuestros menores en los centros educativos, en contra de la voluntad y contra los principios morales de los padres”. Como parte de esta medida , Vox ha colgado en su cuenta de Instagram dos vídeos que, en su opinión, justifican la aplicación de esta medida de control por parte de los progenitores. Una campaña que ha hecho extensiva a Twitter.

En el primero de ellos se puede observar un supuesto taller de “educación sexual” en el que una monitora enseña a una niña a tocar el cuerpo desnudo de un hombre. Primero las manos, luego las piernas... y acompañan el vídeo de la siguiente leyenda: “¡Pero señora! ¿Qué narices está haciendo con mi hija? – Le enseño derechos humanos y valores cívicos, no se me ponga fascista.#PinParental más necesario que nunca".

En el segundo de los vídeos, se observa una supuesta clase sobre violencia de género y la agresividad contra los hombres de la encargada de la charla pone en entredicho la idoneidad de este tipo de conferencias. En la charla, plagada de tacos y expresiones malsonantes, la mujer afirma: ¿Alguien en esta clase tiene ganas de darle una hostia a este tío?.. y cuando los niños levantan la mano añade: “Viva la democracia”. Junto al Vídeo, Vox escribe: “Nunca más los progres camparan a sus anchas por las aulas. Nunca más podrán adoctrinar a nuestros hijos en chorradas como estas”.

La campaña, liderada por la formación de Abascal, también se ha trasladado a Twitter donde ayer mismo difundieron una charla impartida a padres de niños de Infantil por el Servicio Riojano de Sexología donde explican con detalle los talleres sexuales que imparten. Entre otras cosas, explican que, para niños de tres años, usan un libro que muestra como el pene entra en la vagina y descarga los espermatozoides o aconsejan sobre juegos eróticos entre niños pequeños.

En este sentido, una de las ponentes afirma que es muy normal entre niños de Infantil “chuparse los genitales” y animan a “no intervenir salvo que haya asimetría de edad, es decir que una niña tenga tres años y el niño 12”. Además, aseguran que los niños y niñas de cuatro años se masturban e incluso llegan al orgasmo y que hay que darles alternativas para que “tengan intimidad y lo hagan cuando estén solos”. Otro de los consejos de estas expertas es que “si hay una esquina con la que le gusta rozarse y se puede dañar el pene o la vulva, hay que intentar enseñarle a que lo haga en otro sitio o si siempre va a ahí pues cubrir la zona con una esponja”.

Estos ejemplos sirven a Vox para justificar una medida que también apoya el Partido Popular. Ayer mismo, el líder PP, Pablo Casado, fue muy contundente en su defensa del derecho de los padre a elegir el modo en que quieren educar a sus hijos y acusó a la izquierda de incumplir un derecho garantizado por la Constitución.

¿Qué es el “pin parental”?

El PIN PARENTAL es una solicitud que va dirigida a los directores de los centros educativos en los que estudian nuestros hijos, con tal instancia solicitamos a la dirección que nos informe previamente, a través de una AUTORIZACIÓN EXPRESA sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad de nuestros hijos, de tal modo que como padre o madre pueda conocerlas y analizarlas de antemano, reflexionar sobre ellas y en base a ello dar mi consentimiento o no, para que nuestro hijo asista a dicha formación.