La cuenta de Vox en Twitter lleva 24 horas censurada

La red social tiene bloqueada la cuenta de la formación de Santiago Abascal después de que respondieran a un comentario de Adriana Lastra por considerar que incitan al odio

Vox lleva sin poder tuitear desde hace 24 horas. El motivo es que Twitter ha censurado el canal del partido que lidera Santiago Abascal al que le atribuye infringir sus normas alegando que incita al odio.

El diputado de Vox por Toledo, Manuel Mariscal y responsable de redes del partido destaca a través de su cuenta privada que el pasado domingo la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra insultó a Vox por defender que los padres tengan derecho a decidir qué educación quieren para sus hijos, calificando al partido de “retrógrado”. Ante esto, Vox respondió a la portavoz del PSOE con un “lo que no soportamos es que os metáis en nuestra casa y nos digáis cómo tenemos que vivir y cómo tenemos que educar a nuestros hijos. Y menos aún que, con dinero público, promováis la pederastia”.

Desde Vox se argumentó que la aplicación de leyes y programas educativos, como el programa Skolae en Navarra “se traduce en que menores de edad acceden, sin conocimiento y consentimiento de los padres, a prácticas e información de contenido sexual”.

Ante esto, ayer, día 21 recibieron por parte de Twitter la advertencia de que no podían publicar mensajes por “incitación al odio”.

Respuesta de Twitter

Según explica Mariscal, se pusieron en comunicación con la red social para conocer exactamente en qué frase habían incitado al odio y sobre todo “contra qué persona o colectivo” y la respuesta fue: “Prohibimos dirigir a las personas contenidos destinados a incitar al miedo/difundir estereotipos de temor sobre una categoría protegida lo que incluye afirmar que los miembros de una categoría protegida tienen más probabilidades de participar en actividades ilegales”.

Desde Vox insiste a qué se refieren con “categoría protegida” entendiendo que tal vez se refieren a sujetos vulnerables o colectivos. ¿Harán referencia a Lastra?, ¿el gobierno del PSOE es una "categoría protegida?, se preguntan desde el partido.

El mismo día que Vox publicó su texto respondiendo a Lastra, Twitter les informó de que estaba recibiendo denuncias contra su tuit y reconocía: “No pudimos identificar ningún incumplimiento de las Reglas de Twitter” y se pregunta Mariscal si hace referencia a leyes alemanas. ¿Por qué Twitter cambió de opinión? ¿Recibió presiones de algunos lobbies? ¿tal vez del propio gobierno?

Finalmente Twitter informó a Vox de que si eliminan dicho tuit, el partido puede recuperar de nuevo la cuenta. Mariscal asegura que “no lo haremos. Somos un partido legalmente constituido, somos tercera fuerza política en España, representamos a más de 3,6 millones de votantes” y recuerda que al igual que Vox miles de ciudadanos españoles están sufriendo la censura en Twitter y en otras redes sociales.

Desde Vox exigen a Twitter que explique públicamente por qué impide a un partido político español ejercer su derecho a la libertad de expresión (recogida en nuestra Constitución) y por qué mantiene cerrada su cuenta. De paso pide que explique por qué están restringiendo a libertad de expresión también a los españoles en las redes a través de “agencias privadas verificadoras”.