La Eurocámara investigará los 379 crímenes sin resolver de ETA

Enviará un comité de investigación de europarlamentarios al País Vasco en la segunda mitad de año

La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo decidió ayer poner en marcha una misión que acuda al País Vasco, para investigar sobre el terreno los 379 crímenes sin resolver de la banda terrorista ETA. Según explican fuentes parlamentarias a LA RAZÓN, todavía debe establecerse el programa de este viaje que previsiblemente se organizará en la segunda mitad del año. Por el momento, también se desconoce qué eurodiputados participarán en este iniciativa y la lista de personalidades a las que tendrán acceso, con el objetivo de recabar la información necesaria para permitir el esclarecimiento de los hechos. Al final de esta misión, se elaborará un informe que será presentado en esta comisión parlamentaria. Aunque este dictamen no tiene poderes vinculantes, se trata de una llamada de atención a las autoridades españolas.

En el mes de octubre, el Partido Popular propuso esta iniciativa y ayer en una reunión a puerta cerrada, Ciudadanos volvió a poner en la palestra la posibilidad de esta misión a través de su grupo Renew Europe. Los Conservadores y Reformistas europeos, formación que aglutina a Vox, también votaron a favor. La jefa de filas de los populares españoles en la Eurocámara y presidenta de la comisión de peticiones, Dolors Montserrat aseguró que «es fundamental conocer la verdad sobre los crímenes de ETA que están por resolver y esta misión puede ayudar a ello». La eurodiputada también señaló que el PP español y europeo «van a seguir trabajando para defender a las víctimas del terrorismo en España y en Europa y para honrar la memoria de las víctimas, como Gregorio Ordóñez de cuyo asesinato por la banda terrorista se cumplen ahora 25 años».

La Eurocámara se ha hecho eco de los crímenes sin resolver de la banda terrorista ETA a través de le petición realizada por el representante de la asociación Dignidad y Justicia Miguel Ángel Arias que intervino en esta comisión durante los años 2017 y 2018. Según los datos de Dignidad y Justicia, estos 379 crímenes sin resolver suponen que casi la mitad de los asesinatos (un 44%) han quedado impunes. En su intervención en el Parlamento Europeo, el representante de Dignidad y Justicia afeó que las autoridades españolas «no hayan cumplido con su deber de llevar a cabo investigaciones oficiales, efectivas e independientes».

En este recuento, Dignidad y Justicia incluye a los asesinatos impunes cometidos antes de la ley de amnistía de 1977. Según defendió esta asociación mediante un comunicado en 2018, «el derecho a la verdad surgió precisamente para ofrecer una última barrera de protección a víctimas de graves violaciones de derechos humanos ante la amnistía y la prescripción».

Dignidad y Justicia justifica este criterio en la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Este organismo estableció en el año 2005 que «la amnistía y otras medias de clemencia no afectan al derecho de las víctimas a la reparación y no menoscabarán el derecho a saber». El esclarecimiento de estos asesinatos resulta aún más complicado porque en esa época no existía la Audiencia Nacional y es necesario investigar en archivos militares e históricos.

En el informe presentado por Dignidad y Justica ante la Eurocámara, la asociación incluye una ficha explicativa sobre cada asesinato sin resolver con los datos conocidos hasta el momento. Esta asociación también ha acudido a los tribunales españoles con el objetivo de intentar aplicar la doctrina alemana denominada Organizations Herrschas –puesta en marcha a razón del juicio de Nuremberg a los jerarcas nazis– según la cuál los jefes de una banda tienen responsabilidad de los crímenes perpetrados por sus subordinados. Con el objetivo de poder llevar a los tribunales a los responsables de los asesinatos cometidos antes de 2004, la misma asociación decidió acudir a la justicia argentina a través de la jurisdicción universal y ésta decidió abrir causa contra ETA por delito de lesa humanidad.