España

Felipe VI aterriza en Jerusalén para asistir al 75 aniversario de la liberación de Auschwitz

El Rey tomará la palabra esta tarde en representación de los más de 45 líderes mundiales durante la cena ofrecida por el presidente Rivlin

Felipe VI será el único Jefe de Estado extranjero que tome la palabra esta tarde noche durante la cena de bienvenida que el presidente de Israel, Reuven Rivlin, ofrecerá en su residencia en Jerusalén a los más de 30 jefes de Estado y de Gobierno que asistirán a los actos conmemorativos del 75 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz. Emmanuel Macron, Carlos de Inglaterra y el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, se encuentran ya en esta ciudad tres veces santa para arropar al pueblo judío en el recuerdo de los horrores del Holocausto y concienciar a la opinión pública mundial de los peligros del antisemitismo. Pero no hablarán en público hasta mañana jueves, cuando tendrá lugar el acto central de Quinto Foro Mundial del Holocausto en el Yad Vashem, el museo a las afueras de Jerusalén en el que se recuerda a las víctimas de los campos de exterminios del Tercer Reich. Esta noche será el Rey quien asuma la portavocía de todos ellos durante una recepción en la que también hablará el presidente Rivlin, el investigador del Holocausto, Yehuda Bauer y el presidente del Foro, Moshe Kantor.

El señalado papel que corresponderá a Don Felipe en la cita de esta tarde se encuadra en la especial cercanía que el Rey ha mantenido siempre con las cuestiones relacionadas con el pueblo judío. Se da también la circunstancia de que Felipe de Borbón ostenta el título «pro memoria» de Rey de Jerusalén. Siendo aún Príncipes de Asturias, los actuales Reyes visitaron el Museo del Holocausto tras ser recibidos por el entonces presidente Simón Peres a su llegada a Israel. En aquel entonces expresaron su compromiso con el «recuerdo imperecedero de los millones de almas judías cruelmente arrancadas a la vida». Mañana Felipe VI mantendrá una reunión bilateral con el presidente Rivlin a la 8:30, antes de que comience la ceremonia en el Yad Vasem, a la que también asistirá la ministra de Asuntos Exteriores.

La conmemoración en Jerusalén no ha estado exenta de polémica. La semana pasada, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, anunció en un discurso televisado a todo el país que no asistiría al acto en el Yad Vashem aduciendo que no se le permitiría tomar la palabra durante el evento, algo que le parece un desmérito intolerable ya que, recordó, de los seis millones de judíos exterminados durante la II Guerra Mundial tres millones fueron judíos polacos.

Sea como fuere, Duda tendrá la posibilidad de desquitarse el próximo 27 de enero, cuando tendrá lugar un homenaje a las víctimas de Auschwitz en lo que queda del campo de concentración cerca de la ciudad de Cracovia, en Polonia. Don Felipe también estará presente en la cita que también reunirá a numerosos mandatarios internacionales y esta vez estará acompañado de Doña Letizia, que no ha viajado a Israel con el Rey para asistir a la inauguración de la Feria Internacional de Turismo en Madrid. En Auschwitz estarán presentes más de 200 supervivientes de este campo de concentración que asistieron incrédulas a la llegada de los primeros soldados a pie de la 100 división de infantería del Ejército Rojo a eso de las nueve de la mañana del 27 de enero de 1945 poniendo fin a los cuatro años de existencia de la docena de campos de concentración que formaban el complejo de Auschwitz. Dos años después, concretamente el 2 de abril de 1947, el comandante del campo, Rudolf Höss, fue ahorcado en un patíbulo construido cerca del Crematorio I. Desde 2005, el 27 de enero se viene celebrando como el Día Internacional de Recuerdo del Holocausto.