Política

La ministra española de Exteriores recibirá a Guaidó “como presidente encargado de Venezuela” y abre una brecha con Podemos

Arancha González Laya asegura que está dispuesta a acoger una reunión del Grupo Internacional de Contacto para “discutir cómo puede España en el marco de la UE ayudar a resolver las diferencias entre venezolanos”

Spanish Foreign Minsiter Gonzalez visits Morocco
Arancha Gonzalez Laya, ministra de Exteriores española, durante su visita hoy a Marruecos. FOTO: JALAL MORCHIDI EFE

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, aseguró hoy que mañana sábado se reunirá con el presidente de la Asamblea de Venezuela, Juan Guaidó, “en nombre de un Gobierno que reconoce a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela”.

El Gobierno de Pedro Sánchez, ha dicho, “está trabajando todos los días apoyando a los venezolanos, muchos de ellos en situación crítica”. Además, ha afirmado que su reunión seguirá la pauta del alto representante de la UE, Josep Borrell, que fue quien le recibió en Bruselas.

El Gobierno español, ha explicado, quiere trabajar para que la UE “sea quien tenga la voz” apoyando una solución en Venezuela. Así, en su reunión con Guaidó, tratará de hablar con él cómo puede la UE avanzar “en ese proceso de que se celebren elecciones libres y democráticas” y escuchará lo que él tenga que decir. González ha señalado que España está dispuesta a acoger una reunión del Grupo Internacional de Contacto, que no se ha reunido desde hace meses, pero “no solo para verse o para hacerse una foto”, sino para “discutir cómo puede España concretamente en el marco de la UE ayudar a resolver las diferencias entre venezolanos”.

En este grupo promovido por la UE, que se reunió por última vez en octubre participan hasta ahora España, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Suecia, Países Bajos y Reino Unido, por parte europea, así como Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia por parte latinoamericana.

Ayer mismo, el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, se desmarcó de la posición fijada esta semana por Moncloa a la hora de mantener el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente encargado del país suramericano. Iglesias, que en su día calificó de golpe de Estado el acceso de Guaidó a esta responsabilidad, evitó reconocerlo durante una entrevista en televisión. En su lugar, se refirió a él como «un dirigente político muy importante de la oposición». No se trató de un desliz, ya que Iglesias evitó en todo momento concederle la condición de presidente. «Yo creo que es un actor político importante», añadió.

La postura de Iglesias evidencia las contradicciones internas que, al menos en esta materia, sacuden al Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos. Negó en cualquier caso que desde su responsabilidad como vicepresidente haya solicitado a Sánchez que no reciba al presidente encargado de Venezuela: «No es verdad. Si viene, será recibido por la ministra de Exteriores. Es el Gobierno el que ha decidido quién le recibe, y le recibe nada más y nada menos que la ministra de Exteriores».

En una rueda de prensa en Rabat al término de su visita oficial a Marruecos, la ministra española subrayó que el objetivo del Gobierno español es que se celebren en Venezuela “unas elecciones libres y democráticas lo antes posible” y haya un “arreglo” entre venezolanos.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como “presidente encargado” del país, llegará este sábado a España para realizar una breve visita durante la cual será recibido por las autoridades del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid y sostendrá un encuentro con la diáspora venezolana en la Puerta del Sol, además de su encuentro con González Laya.

Guaidó llegará a España el mismo sábado por la mañana, en el marco de una gira internacional que comenzó el domingo en Colombia y que le ha llevado también a Reino Unido, Bruselas y Davos.

Su agenda oficial arrancará a las 17.00 en el Ayuntamiento de Madrid, donde el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcadesa, Begoña Villacís, le entregarán la Llave de la Ciudad, a lo que seguirá una rueda de prensa. Se espera que al acto en Cibeles vayan también el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y otros cargos del partido, así como el ex presidente del Gobierno José María Aznar, quien se verá con Guaidó en un encuentro previo, a las 16.30, según fuentes próximas al ex jefe del Ejecutivo.

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, acudirá igualmente a la ceremonia en el Ayuntamiento. En el caso de Vox, su líder, Santiago Abascal no podrá ver a Guaidó porque estará en San Sebastián en un homenaje a su ex compañero del PP vasco Gregorio Ordóñez por el 25º aniversario de su asesinato a manos de ETA. Quién sí se acercará a saludarle será el portavoz del partido en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y posiblemente el portavoz del partido en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith. A las 18.30, Guaidó se reunirá con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la Casa Real de Correos.

La presidenta madrileña quiere así trasladarle el “reconocimiento” y “respaldo” de los madrileños, según han informado fuentes del Ejecutivo autonómico a Europa Press. El edificio más emblemático de la Puerta del Sol estará engalanado con banderas españolas y venezolanas Poco después, a las 19.00, Guaidó protagonizará un encuentro con la diáspora venezolana en la Puerta del Sol. En España hay destacados opositores venezolanos que han llegado en los últimos años a causa de la crisis política y humanitaria que sufre la nación caribeña, entre ellos el ex alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma.

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, anunció el martes que Guaidó sería recibido por la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, quien el lunes avanzó desde Bruselas su disposición a reunirse con él. No hay prevista ninguna reunión con el presidente del Gobierno. Interrogado a este respecto, el embajador de Guaidó en España, Antonio Ecarri, expresó su deseo de que Guaidó “pueda ser recibido por las más altas autoridades”, si bien al mismo tiempo indicó que “lo precipitado” de la gira internacional del opositor venezolano ha provocado problemas de agenda. “Nunca hemos tenido ni dudas ni certezas”, dijo en declaraciones a Europa Press.

El propio Guaidó ha restado importancia al hecho de que durante su visita a Madrid no vaya a reunirse con Sánchez. “Tenemos las mejores relaciones con España. Ya coincidiremos en algún otro momento con el presidente Pedro Sánchez y, si no, lo recibiremos muy pronto en el Palacio de Miraflores, en Caracas, para fortalecer relaciones”, dijo el jueves en una rueda de prensa desde el Foro Económico Mundial de Davos.

Guaidó aterrizará en España en el contexto de la polémica generada por la reunión que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, mantuvo con el ministro de Turismo de Venezuela, Félix Plasencia, y con la vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez, la madrugada del lunes en el aeropuerto madrileño de Barajas. La ‘número dos’ del Gobierno de Nicolás Maduro tiene prohibida la entrada en el espacio de libre circulación Schengen desde junio de 2018, cuando su nombre fue incluido en la lista de personas sancionadas por la Unión Europea por ser cómplices de la represión en Venezuela.

Gira internacional

Guaidó salió el domingo de Venezuela para emprender una gira internacional con la que busca recobrar el impulso que cogió hace un año al proclamarse “presidente encargado” de Venezuela con el objetivo declarado de derrocar a Maduro. En estos días ha mantenido reuniones con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo; el presidente de Colombia, Iván Duque; el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson; la canciller alemana, Angela Merkel; el canciller austriaco, Sebastian Kurz; el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas; y el Alto Representante para Política Exterior de la UE, el ex ministro español Josep Borrell.

Según ha podido saber Europa Press, Guaidó abandonará España el mismo sábado en horas de la noche rumbo a América, aunque estas fuentes no han precisado si volará directamente a Venezuela. El martes, la oposición venezolana marchará hacia la Asamblea Nacional, en Caracas, en señal de protesta por la ofensiva del ‘chavismo’ contra el Parlamento.

Guaidó se declaró “presidente encargado” de Venezuela el 23 de enero de 2019 para impedir que Maduro completara un segundo mandato para el que tomó posesión pocos días antes por considerarse ganador de unas elecciones presidenciales, las del 20 de mayo de 2018, que buena parte de la comunidad internacional y la oposición venezolana consideran fraudulentas. Desde entonces, ambos mantienen un pulso por ser reconocido como único mandatario legítimo del país. Más de 50 estados han reconocido a Guaidó, incluidos Estados Unidos, la mayoría de latinoamericanos y numerosos europeos, entre ellos España.