España

El periplo de Delcy Rodríguez: ocho horas en Madrid, pese al veto de la UE

La intrahistoria del viaje prohibido. 25 minutos con Ábalos y siete horas en la terminal privada

Un viaje de 30 horas, dos aviones distintos –uno privado y otro comercial– para viajar de Caracas a Estambul. Entre medias, una parada de hasta ocho horas en el Aeropuerto de Barajas. Este es el periplo que realizó la pasada semana la número dos de Maduro, Delcy Rodríguez, que tiene prohibida su entrada en España en virtud de las sanciones impuestas por la Unión Europea. Un polémico viaje que ha generado una crisis en el seno del Ejecutivo español, al trascender la reunión entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos y la vicepresidenta venezolana y que siembra dudas sobre si el Gobierno ha vulnerado la normativa comunitaria adoptada sobre Venezuela en 2017.

Delcy Rodríguez despegó entorno a las 16.00h del domingo 19 de enero del aeropuerto internacional Simón Bolívar de Caracas (Venezuela) en un avión privado Dassault Falcon 900 LX junto al ministro de Turismo Félix Plasencia –amigo del ministro de Movilidad, José Luis Ábalos– y otros importantes dirigentes del régimen de Nicolás Maduro para llegar ocho horas después al aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez, a las 00:12 horas. Acto seguido se produjo el polémico encuentro de 25 minutos entre la número dos de Maduro y el número tres de Sánchez. Una cita que fue negada en una primera versión y admitida después, con matices, para terminar ayer siendo minimizada por el Gobierno. Rodríguez llegó a la terminal ejecutiva de Barajas, en la T1, un espacio exclusivo donde aterrizan jets privados. Una zona que AENA no controla y que no se considera espacio Schengen, por tanto, aunque en este recinto la Policía chequea las identidades de los viajeros no es obligatorio el sellado del pasaporte. Así, mientras que no se selle el pasaporte no se entiende que alguien haya cruzado la frontera. Así lo respaldó también Ábalos en estos días: «Hasta que no se pasa el control de frontera, no se pisa territorio español».

Según confirmó el propio Ábalos el domingo en La Sexta, Delcy Rodríguez no siguió su viaje a Estambul en su jet privado sino que cambió de avión. El avión privado en el que llegó a Madrid iniciaría, su viaje a Estambul el lunes, seis horas después, a las 14:42. La vicepresidenta tomaría un vuelo comercial, ocho horas después de llegar a Madrid, el Qatar Airways, que salía de la T4 a las 08:20h del lunes 20 de enero con destino Doha. En ese periodo de ocho horas se desconoce, aparte de la citada reunión con el ministro de Transportes, datos sobre lo que la vicepresidenta venezolana hizo en ese tiempo, pero Rodríguez sí que recorrió al menos 4 kilómetros en línea recta hasta tomar su vuelo comercial en la T4, escoltada por la policía nacional en todo momento. Llegaría a Doha a las 18:15h, hizo escala en Estambul y se bajaría del avión a las 22:45h del lunes. Mantendría un encuentro con su homólogo turco Fuat Oktay y regresaría a Caracas el viernes 24 en otro avión privado.