¿Deben ser repatriados Manuel Azaña y Juan Negrín con honores de jefe de Estado?

Compromís denuncia que sus restos están en el exilio, “en tristes tumbas, olvidadas y mantenidas por sus familiares"

En la imagen, el Gobierno provisional de la República, presidido por Niceto Alcalá Zamora. De izquierda a derecha: Manuel Azaña (2i), Alvaro de Albornoz, Alcalá Zamora, Miguel Maura y Gamazo, Francisco Largo Caballero, Fernando de los Rios, Alejandro Lerroux y Santiago Casares Quiroga.
En la imagen, el Gobierno provisional de la República, presidido por Niceto Alcalá Zamora. De izquierda a derecha: Manuel Azaña (2i), Álvaro de Albornoz, Alcalá Zamora, Miguel Maura y Gamazo, Francisco Largo Caballero, Fernando de los Ríos, Alejandro Lerroux y Santiago Casares Quiroga EFE

El senador de Compromís, Carles Mulet, planteaba hace unas semanas una batería de preguntas al Gobierno relacionadas con la exhumación de Franco. Un acto que en su día tachó de “escenificación pornográfica” y “efectista”, ya que estábamos a las puertas de unas elecciones. En concreto, Mulet se interesaba por el coste en seguridad, desplazamientos y retransmisión en directo de dicho acontecimiento.

A juicio del senador, los “restos del asesino han de correr a cargo de sus familiares” y no de las arcas públicas. Por este motivo, quería conocer el desembolso de las arcas públicas en el mantenimiento y la seguridad del mausoleo, así como las medidas previstas para «recuperar todo el patrimonio público y privado robado por los Franco».

Y mientras espera la respuesta del Ejecutivo, Mulet ha vuelto a la carga y ha preguntado al Gobierno por las medidas que va a tomar para llevar a cabo el “retorno a España con honores de jefe de Estado de los expresidentes Azaña y Negrín”. Eso sí, previo consentimiento de sus descendientes.

El senador de Compromís señala que los restos del “legítimo presidente de España, Manuel Azaña” reposan en el exilio en una modesta tumba en la localidad francesa de Montauban, así como los del expresidente Juan Negrín, ubicados en una tumba del Cementerio del Père-Lachaise de París. “Muchos de los legítimos ministros o ministras y presidentes del Gobierno republicano reposan todavía en el exilio, en tristes tumbas, olvidadas y mantenidas por sus familiares, mientras el Gobierno lleva más de 40 años manteniendo con honores de jefe de estado a otros miembros de la Dictadura”, reprocha Mulet.

Se trata de mausoleos propiedad de Patrimonio Nacional o de la Administración General de Estado. Así, denuncia, en el Cementerio del Pardo ( Mingorrubio) reposan restos de militares y políticos “del ilegal e ilegítimo gobierno de la Dictadura, buena parte de ellos en panteones y tumbas de titularidad pública”.

El que fuera presidente de la República, Niceto Alcalá-Zamora
El que fuera presidente de la República, Niceto Alcalá-Zamora La Razón

¿Y qué pasa con Alcalá-Zamora?

El senador Mulet también hace hincapié en la figura de Niceto Alcalá-Zamora y Torres, cuyos restos fueron "repatriados, con secretismo y sin ningún honor de jefe de Estado y ahora reposan en el Cementerio de La Almudena. Y aquí incide en las medidas que adoptará el Gobierno para dar honores de Estado a la tumba del expresidente Alcalá-Zamora.

Insiste en saber qué tumbas o mausoleos del cementerio del Pardo en Mingorrubio son titularidad de la Administración General del Estado o Patrimonio Nacional, por quién están ocupados, los gastos de mantenimiento y seguridad... y lo más importante, cómo afecta todo eso a las arcas públicas.