España

El Rey abre la Legislatura: “España no puede ser de unos contra otros”

Felipe VI ha recordado a los diputados sus obligaciones constitucional y ha instado a que el Parlamento retome su posición central en el sistema democrático español

Felipe VI ha abierto formalmente la Legislatura con una llamada a que, a partir de ahora, el Parlamento eche a andar y afronte los retos que tiene ante sí España: “Llega la hora del Parlamento como corazón de nuestro sistema democrático, como institución central del Estado. Llega la hora de la palabra, del argumento y de la razón, desde el respeto recíproco, para el mejor servicio a los españoles”. Ha recordado que, desde las elecciones de 2015, el Parlamento refleja una mayor “diversidad” y que esa “nueva realidad requiere el pleno desenvolvimiento de nuestro régimen parlamentario”. La esencia, ha recordado, es “acordar y disentir”, tanto “el acuerdo como el control político de la oposición”.

La intervención del Rey se ha producido tras las palabras de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. A su entrada al hemiciclo ha sido recibido en pie y entre aplausos por los diputados y senadores presentes. Se han ausentado de la sesión los representantes de ERC, JxCat, EH Bildu, la CUP y BNG. Al contrario de lo que sucedió en precedentes similares, Pablo Iglesias, Irene Montero y los otros representantes de Podemos en el Gobierno también han aplaudido al Rey. Incluido un reconocido antimonárquico como Albert Garzón, titular de la cartera de Consumo. Los que no han aplaudido al Rey han sido muchos de los representantes morados del Grupo Confederal.

En ese contexto, Felipe VI ha insistido en que las Cortes Generales representan “el acuerdo simbólico de todos los españoles, sus anhelos y preocupaciones, de sus ilusiones y esperanzas”. Y ha añadido al final de sus palabras: “España no puede ser de unas contra otros; España debe ser de todos y para todos. Así lo ha querido la sociedad española desde hace más de 40 años. Así lo sigue queriendo y, sobre todo, así lo merece”.

Tras felicitar a Pedro Sánchez por su elección como presidente, el Rey ha querido desear “mucho éxito” tanto al jefe del Ejecutivo como al resto de integrantes de su Consejo de Ministros. Ha recordado al conjunto de los diputados y senadores presentes sus obligaciones con la Constitución así como la necesidad de que todos ejerzan su labor “con rectitud” y colaboren “lealmente” con las instituciones, por ser éstos “principios y actitudes que los españoles demandan y merecen”. “Siempre he entendido, y así lo aprendí a lo largo de mi vida, que esos principios y actitudes constituyen una exigencia permanente de la dedicación a la vida pública y del servicio a los españoles”, ha destacado el Rey antes de recordar sus palabras del 19 de junio de 2014, día en el arrancó su reinado con el compromiso de ser “un Rey constitucional; un Rey comprometido con España y con todos los españoles, comprometido con la democracia y con la libertad; comprometido con la Constitución”.