El Gobierno Sánchez-Iglesias reduce la agenda del Rey

Los Reyes han tenido hasta seis actos menos que en enero del pasado año. Desde el plantón de Irene Montero a Doña Letizia no ha habido encuentros

El primer mes del año, que coincide con el estreno del nuevo Gobierno de coalición, ha servido para demostrar la estrategia tejida por Moncloa de minimizar la presencia del Jefe del Estado a nivel nacional e internacional. El presidente del Gobierno apuesta una vez más por personificar en su persona la máxima representación española y reduce considerablemente la participación del Rey Felipe VI en actos de importancia relevante territorial.

En las primeras semanas del año, desde que arrancara la coalición el pasado 13 de enero, la agenda de Los Reyes se ha visto reducida, aunque no de manera preocupante sí es un indicador que parece apuntar a la tesis que circula en el entorno de la Zarzuela en estos días sobre el intento de Moncloa de aumentar el liderazgo de Sánchez a base de apropiarse de parte de la agenda más visible del Rey en detrimento del Monarca. Son 15 actos a los que sus majestades han acudido desde el pasado 1 de enero –sin contar la audiencia de Meritxell Batet en Palacio o las juras o promesas de Pedro Sánchez y sus nuevos ministros la segunda semana de enero– entre los que destaca la celebración de la Pascua Militar, las tradicionales audiencias del Monarca, la asistencia a la Feria Fitur o el viaje a Israel con motivo del día internacional en recuerdo del Holocausto. En el mismo periodo de tiempo, hace un año y ocho meses después de la moción de censura, los Reyes acudían a 21 actos.

En el último gobierno de Rajoy, coincidiendo con los primeros años desde la proclamación de Felipe VI, la figura del Jefe de Estado no acusó carencia de protagonismo y de hecho tomó relevancia gracias el esfuerzo constante –que continúa– por parte de Casa Real de construir una Corona renovada y transparente que recuperaba protagonismo y cercanía con la sociedad. Por el contrario, nada más llegar Pedro Sánchez a La Moncloa en junio de 2018, una de sus primeras decisiones fue la de acudir él mismo al Foro Económico de Davos –al que normalmente asistía Felipe VI– en 2019. Este año, el líder del Ejecutivo ha repetido el mismo patrón y Felipe VI se convertía en el único monarca europeo ausente en el reputado encuentro. Estas ausencias levantaban las críticas dentro de los sectores más conservadores, aunque desde Zarzuela se rechaza asumir cualquier pérdida de protagonismo de los Monarcas, en la línea oficial de una institución de Estado.

Y es que Pedro Sánchez se siente especialmente cómodo en su papel de líder europeo exterior. Así lo demostró el pasado 3 de diciembre cuando Moncloa preparó una apretada agenda para el presidente en el encuentro mundial del medio ambiente, la COP 25, mientras que se determinó la ausencia de Don Felipe en la cumbre, aunque sí ofreció una recepción real en Zarzuela y reuniones bilaterales, también en Palacio. El líder del PSOE se aseguró todo el protagonismo mediático que ofrecía erigirse como jefe del Estado, al ser el país receptor de una de las citas con más repercusión europea.

Otro ejemplo más sucedió la pasada semana cuando el temporal Gloria causaba cinco muertes en la costa de Levante. Las tradicionales visitas de los Reyes a los territorios afectados no se produjeron como sí se sucedían cuando en otoño de 2018 un fuerte temporal acechaba Mallorca. Entonces, los Reyes acortaron la recepción ofrecida por el día de la Hispanidad para viajar a la isla. En esta ocasión era el presidente y su vicepresidente segundo los que acudían a interesarse por los damnificados. Entonces, el Rey Felipe viajaba a Israel, a un encuentro internacional con motivo del recuerdo del Holocausto.

De Moncloa dependerá precisamente los viajes oficiales que realicen en los próximos meses los Reyes, que todavía no están cerrados, como a la cumbre Iberoamericana en Andorra, en noviembre. Hoy, Felipe VI recibirá al presidente de la República Argentina. Este jueves, el Monarca acudirá a Écija (Sevilla) para mantener un encuentro con la corporación municipal.

Queda por ver la definición de la agenda y la sintonía que a partir de ahora denoten los nuevos ministros de Podemos con la Casa Real. La mayoría de actos de la Reina Letizia son de carácter social, por la igualdad, la educación y la salud, que coinciden con las competencias de los ministerios de Igualdad e incluso la vicepresidencia de Pablo Iglesias. Los morados han jurado ahora lealtad a la Corona, a pesar de su marcado carácter republicano.