Urkullu no descarta convocar elecciones para el 5 de abril

Si finalmente el lehendakari optase por adelantar los comicios, podría anunciarlo y firmar el decreto correspondiente el próximo martes

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha eludido desvelar si adelantará o no las elecciones vascas, ha anunciado nuevos proyectos de ley para esta legislatura y ha pedido a la oposición compromiso para poder aprobar “el mayor número de leyes posible ahora y en el futuro”.

Urkullu ha respondido en el pleno de control a una pregunta del portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, quien ha reprochado al Gobierno Vasco que no haya cumplido el calendario legislativo y ha considerado un "error" que los comicios puedan adelantarse.

"Todo parece indicar que está a punto de tirar la toalla, lo que nos parece un error", ha dicho Martínez, quien ha recordado al lehendakari que él es quien "controla los tiempos" para disolver el Parlamento de la undécima legislatura, que sería "bastante pobre si se da por terminada".

El lehendakari no se ha pronunciado sobre la posibilidad de una convocatoria inminente de elecciones autonómicas y ha subrayado que el Ejecutivo vasco "va a seguir cumpliendo sus compromisos de aprobar proyectos de ley en el Consejo de Gobierno".

Fuentes de la Presidencia vasca han precisado que si finalmente el lehendakari optase por convocar la cita electoral el 5 de abril podría anunciarlo y firmar el decreto correspondiente el próximo martes, ya que ese mismo día podría publicarse en el Boletín Oficial del País Vasco y se cumpliría el plazo mínimo de 54 días recogido en la normativa autonómica para anunciar la convocatoria de comicios y la disolución del Parlamento Vasco.

El lehendakari ha indicado que él no controla los tiempos del Parlamento Vasco y que es a la Cámara a la que le corresponde aprobar las leyes.

Ha asegurado que en el Parlamento hay 29 proyectos y proposiciones de ley pendientes de aprobación, y ha anunciado que el próximo martes el Consejo de Gobierno aprobará dos nuevos proyectos de ley, el de juventud y el de cuerpos y escalas de la administración.

Tras hacer hincapié en que “nunca ha ocultado las dificultades de un gobierno en minoría” -PNV y PSE están a falta de un escaño para tener mayoría en la Cámara vasca-, ha invocado al “interés social” de las leyes pendientes de aprobar para que los grupos de la oposición puedan consensuar su aprobación “ahora y en el futuro”.