La nueva directora del CNI apuesta por la renovación “para no quedarnos atrás”

Paz Esteban y Margarita Robles cargan contra quienes “injurian y calumnian” al Centro “a sabiendas de que no puede defenderse”

La nueva directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, ha tomado hoy posesión de su cargo. En un acto presidido por la Ministra de Defensa, Margarita Robles, la jefa de los servicios secretos ha hecho hincapié en la necesidad de renovar el Centro para hacerlo “más moderno, más innovador y más adaptado” a los nuevos retos para, básicamente, “no quedarnos atrás”. Esteban, la primera mujer al frente de la inteligencia española, ha calificado su nombramiento de “apuesta novedosa”, apuntando que, con ella, el Gobierno “manda una señal de respaldo a la institución”.

Así se ha pronunciado durante su intervención, en la que ha destacado que “el modelo al que aspiramos nos situará en una mejor condición”. Por ello, ha explicado que ella será la encargada de liderar el proceso de transformación digital iniciado hace un año y que “afectará a todos los sectores”. Según ha explicado, “a lo largo de estos años el CNI ha construido una base sólida y es una máquina que funciona”, pero “hay que aplicar nuevos métodos de trabajo”. Una renovación, ha dicho, necesaria “para funcionar”: “El mundo de la información nos hace cambiar mucho. Si no nos renovamos, si nos conformamos nos quedaremos atrás y quienes nos amenazan habrán ganado la partida. Y eso no lo vamos a permitir”, ha señalado. Una de sus prioridades, ha dicho, será la ciberdelincuencia.

Además de para esbozar los retos a los que se enfrenta la nueva directora, su toma de posesión también ha servido para que tanto Esteban como Robles cargasen contra quienes “gratuitamente”, atacan al CNI. Se referían, sin citarlos, a episodios como los atentados de Barcelona y la supuesta relación del imán de Ripoll con el Centro o al referéndum ilegal del 1-O y las urnas, entre otros. “Me duele cuando veo críticas, injurias y calumnias que se hacen contra el CNI”, ha dicho Robles para enfatizar que “es fácil criticar porque saben que nadie del centro va a salir a responder”. “Nadie tiene derecho a sembrar dudas sobre la actuación de los 3.000 hombres y mujeres que trabajan en él”, ha apuntado haciendo hincapié en el control al que está sometido el CNI, tanto judicial (Supremo), como parlamentario.

En la misma línea se ha expresado Esteban, para quien esos ataques no es más que “ruido interesado”. “Ante esas circunstancias, el CNI nunca va a responder. Responde ante quienes son sus jefes y ante la sociedad, no ante quienes gratuitamente atacan al centro a sabiendas de que no se puede defender y sabiendo que levantan un enorme morbo entre la población”, ha dicho tajante.

En este punto, Robles ha vuelto a criticar a quienes “usan un nombramiento estrictamente profesional en clave política” y les ha pedido “que dejen a un lado las tentaciones partidistas”. Hacía referencia así a las críticas del PP, que la pasada semana se quejaba por no haber sido consultado del nombramiento de Esteban. “El CNI no pertenece a ningún Gobierno. Tanto el CNI como las Fuerzas Armadas son del Estado y pido a los partidos que trabajamos juntos”, ha señalado reclamando de nuevo que la Defensa y la seguridad sean tratadas como política de Estado. “Quizás otros gobiernos tenían tentaciones de usar al CNI en clave partidista”, ha ironizado.