España

Las misiones exteriores del Ejército marcan el papel de España

Expertos advierten de los riesgos de reducir el presupuesto de Defensa

El catedrático, abogado y escritor Luis María Cazorla Prieto ha recopilado en un libro -editado por la Universidad Complutense con el Ministerio de Defensa- la conferencia que impartió en los cursos de verano de El Escorial, una materia a la que se enfrentó, según explica, como un reto: “Las Fuerzas Armadas y acción exterior del Estado”.

En él, pone de relieve la unión sustancial entre las Fuerzas Armadas y la acción exterior del Estado si este quiere desempeñar un papel significativo en la escena internacional de nuestros días. El libro aborda el multilateralismo en este campo, la presencia de España en las operaciones internacionales de mantenimiento de la paz, el régimen jurídico español e internacional y más en concreto el presupuesto que suponen las misiones en el exterior.

En el libro explica cómo la acción exterior de Defensa forma parte de la acción exterior del Estado de manera que una parte de ella le corresponde a las Fuerzas Armadas ya que, según garantiza el artículo 8.1 de la Ley 2/2004 “son un pilar básico y garantizan la seguridad y la defensa de España y promueven un entorno internacional de paz y seguridad”.

Después de distinguir entre diplomacia de defensa y acciones militares en el exterior, el libro delimita las características fundamentales de las misiones militares fuera de nuestras fronteras, los términos en los que se desarrollan y la transformación de las Fuerzas Armadas que han traído consigo. Se ocupa también de la multilateralidad reinante en este campo, con referencia a la ONU, la OTAN y la importancia de la cooperación permanente estructurada en materia militar en la Unión Europea, mecanismo al que España se ha adherido. Además, hace una exposición detenida al anclaje constitucional de las misiones militares en el exterior, y a su regulación, condiciones y procedimiento de autorización. Por último, la obra aborda la reducción sufrida por los Presupuestos militares en los últimos años, la necesidad por compromisos asumidos internacionalmente por España de acercarse al 2% del PIB en seguridad y defensa, la política de consenso que debe presidir en esta materia y otros aspectos concretos presupuestarios. Esta exigencia subraya que es “inevitable” no solo por los compromisos internacionales adquiridos por España y por la presión política que esto genera. El autor advierte de que si no se acaban arbitrando debidamente los medios económicos, las capacidades de nuestras Fuerzas Armadas y su participación en el esfuerzo militar multilateral se acabarán resistiendo antes o después con el consiguiente desprestigio.

Cazorla Prieto cita las palabras del general Luis Feliú que afirmó que las misiones en el exterior van a ser en el próximo futuro de las misiones más probables para nuestras Fuerzas Armadas.

Medios materiales

Destaca la importancia de la actualización de los medios materiales, indica que las misiones exigen –visto los enemigos de la denominada nueva guerra- un despliegue “complicado y costoso de medios materiales”, ya sean terrestres, navales o aéreos.

Entre estos nuevos medios materiales exigidos, según cita, estaría en el Ejército de Tierra la sustitución de los vehículos BMR por los de combate sobre ruedas VCR 8x8 o drones de pequeño tamaño. En la Armada estaría la creación de fragatas F-110 y en el Ejército del Aire tiene que ver la participación de España en la fabricación del futuro avión de combate europeo y el proyecto conocido como MALE 2020 consistente en la fabricación de un prototipo de dron europeo utilizado para fines militares. La incorporación de estos nuevos avances, destaca el autor, supone un coste económico “muy importante”.

Sin embargo, el autor recuerda que el gasto en defensa ha ido reduciéndose hasta un 40%, y el Ministerio de Defensa es el que más ha visto reducido su presupuesto lo que ha supuesto un deterioro de muchas capacidades esenciales de la defensa nacional que van desde la infraestructuras al sostenimiento pasando por la reposición de materiales consumibles y la renovación de sistemas de armas. Afirma que “el dinero disminuía, pero las misiones y los compromisos, no”.

Cazorla Prieto pone en valor la importancia de las misiones militares internacionales que forman una parte sustancial de la acción exterior del Estado con tendencia a la alza. Augura que la presencia militar más allá de nuestras fronteras se mantendrá e irá a más. “Si España no puede seguir esta tendencia o la sigue malamente por falta de medios adecuados, su papel en el mundo con las consecuencias de todo tipo, se reducirá hasta extremos impropios con nuestra historia, cultura y economía en perjuicio de nuestros intereses nacionales de toda clase.

Por ello apuesta por un incremento del gasto presupuestario destinado a las Fuerzas Armadas, una realidad “pujante” no solo por las misiones en el exterior sino por los compromisos adquiridos por España en el marco de la OTAN y de la UE a los que hace referencia en el libro. Para llegar a ello, el autor considera “imprescindible” que se fortalezca la conciencia gubernamental y parlamentaria además de que prevalezca el consenso entre los grupos parlamentarios principalmente entre los dos mayoritarios –PSOE y PP-

Ante los “malentendidos y prejuicios sobre ello”, advierte de que es “imprescindible” que el Gobierno y en particular el Ministerio de Defensa en colaboración con las Fuerzas Armadas explique la nueva dimensión de estas misiones como instrumento insustituible para las llamadas operaciones del mantenimiento de la paz. Cita las palabras del general del Ejército Fernando Alejandre que aseguró que era una “temeridad” que siempre que hay una demanda social se repare a costa de sacrificar el presupuesto de Defensa. “Es temerario hablar de cañones y de mantequilla”.