Orwell 1984

«Quien controla el presente controla el pasado, y quien controla el pasado controlará el futuro». Esta famosa frase de George Orwell, expresada en su novela 1984 es, sin duda, igualmente conocida por el actual progresista Gobierno y sus apoyos, y por eso se afanan en aplicarla a toda prisa. Quieren controlar nuestro reciente pasado histórico, sometiendo –nada menos que al Código Penal– lo que podemos pensar, opinar, o escribir acerca de los cuarenta años del Franquismo y la propia figura de Franco. Esta es una práctica común en todos los regímenes totalitarios, y no podemos olvidar que el actual Gobierno es una coalición con aventajados chavistas y con comunistas, condenados junto al nazismo por el PE impulsando medidas contra ellos. Quieren prohibir pensar libremente sobre Franco para, así, construir una Historia ficticia sobre la II República, explicada como un periodo en el que la libertad, la democracia y los derechos humanos brillaron con luz propia. Con este relato, habría sido esta una etapa feliz, violentamente interrumpida por un golpe militar y fascista, que produjo una sangrienta Guerra Civil, y que ahora debería restaurarse mediante una III República, en continuidad con la Segunda. Son malos tiempos para las almas cándidas, que cuando les señalan la luna se quedan mirando el dedo. Franco y el franquismo son el señuelo que les impide dirigir la mirada hacia el objetivo que realmente esconden.