Sánchez tranquiliza a sus barones: el diálogo con Cataluña no “perjudicará” a otros territorios

Tiende la mano a Casado, 48 horas antes de su reunión en Moncloa, para que se sume al diálogo social y territorial

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha reunido hoy al Comité Federal de su partido por primera vez desde el 10 de noviembre, esto es, tres meses después de la celebración de estos comicios. En un contexto político marcado por la mesa de negociación entre gobiernos del Estado y la Generalitat, el secretario general socialista ha querido mandar un mensaje de tranquilidad en clave interno a los dirigentes territoriales que han clamado en los últimas semanas por el trato preferencial que se está ofreciendo a Cataluña. En este sentido, Sánchez ha defendido que la “atención” a Cataluña no se hará “en perjuicio” de las “necesidades apremiantes” de otros territorios y se ha referido, en concreto, al tren de Extremadura, la despoblación de Castilla y León, la de los agricultores que miran con “preocupación” el futuro de la PAC o el mar menor de Murcia, entre otras prioridades. El presidente ha reivindicado también que la “solución política en Cataluña debe ser una solución dialogada” en la que “no sobra nadie” y, en esta línea, ha vuelto a tender la mano al líder de la oposición, Pablo Casado, a escasas 48 de reunirse en Moncloa, para afrontar juntos “el diálogo social y territorial”.

La intervención de Sánchez buscaba así calmar los ánimos encendidos con los que llegaban a la reunión algunos de los dirigentes territoriales, entre ellos, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page que en la puerta de Ferraz pedía que el diálogo con ERC no supusiera “ni privilegios sociales ni privilegios territoriales”. Page también se ha mostrado contrario a que se rebajen los delitos de sedición y rebelión, porque “los que están dispuestos a repetir, no pueden elegir la pena que quieren”.

El “ruido” y la “bronca” de Venezuela

El presidente del Gobierno ha aprovechado este cónclave interno para respaldar a su ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, haciéndole cómplice con un “¿verdad José Luis?” de su argumento de que la derecha construye “polémicas fugaces” para “distraer” la atención con “ruido y bronca” del ambicioso paquete de medidas sociales que el Gobierno ha puesto en marcha en su primer mes de vida. En este sentido, Sánchez ha criticado el “temperamento exaltado” y el “cálculo” de los partidos de la “derecha española” cuando gobierna el PSOE y se ha referido veladamente a las críticas por el “Delcygate”. “Dicen que se preocupan por Venezuela, pero qué poco les interesan los venezolanos o cualquier otro inmigrantes a los que estigmatizan como los principales causantes de los males de esta sociedad”, ha lamentado. El secretario general de los socialistas les ha animado a seguir “nosotros a lo nuestro” y ha acabado su intervención con una arenga, también en clave electoral: “A por ellos”