Expedientan a un vigilante de la zona VIP de Barajas que fue testigo del "Delcygate”

El vigilante de Ilunion ha desvelado ante notario -minuto a minuto- el polémico encuentro entre el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y la número dos de Maduro

La empresa de seguridad Ilunion ha abierto expediente a un vigilante que fue testigo directo del polémico encuentro entre el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y la número dos de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, según denuncia en un comunicado Alternativa Sindical.

El sindicato profesional de seguridad privada denuncia que, tras las quejas de la Guardia Civil, la empresa acusó a dos trabajadores de una infracción de la Ley de Seguridad privada por la difusión de imágenes de la terminal Ejecutiva días después del encuentro.

Uno de esos vigilante fue testigo directo -según se afirma en el comunicado- del polémico encuentro entre Delcy Rodríguez y el ministro Ábalos y, tras querer imputarle cierta la responsabilidad, decidió romper su silencio y desvelar ante notario todo lo que vio aquella madrugada.

El testimonio detalla -según las mismas fuentes- a lo largo de tres folios la responsabilidad de todas las autoridades implicadas, cómo el pasaje enviado desde Venezuela cruzó a territorio español con Delcy Rodríguez a la cabeza y como todo esto ocurrió “sin que se realizara ni control de pasaportes ni tampoco de maletas”.

Desde Alternativa Sindical, han querido denunciar el expediente a su compañero y apoyar a aquellos empleados del sector a los que “las administraciones públicas quieren hacer desaparecer del escenario por ser testigos directos de la violación de un mandato imperativo y de obligado cumplimiento de la Unión Europea”.

El sindicato detalla, además, que ante la presión ejercida desde la propia empresa y en vista de que “puede peligrar” su puesto de trabajo, el vigilante ha decidido realizar una declaración jurada de los hechos ante notario que reproducen en su comunicado.

LA DECLARACIÓN DEL VIGILANTE

Según su propia declaración “percibo una presencia de vehículos policiales no habituales en el lugar y observo la presencia de entre 15 y 20 policías nacionales y entre 6 y 8 guardias civiles. Posteriormente, me comunican que una de las personas del vuelo de llegada no puede salir porque no puede acceder a territorio nacional. Esa persona era Delcy Rodríguez”.

“Aproximadamente -continúa el testigo- a las 00:10-00:15 llega el ministro Ábalos cruzando el arco detector con otra persona (a la que posteriormente identifico en una fotografía como Koldo García Izaguirre), queriendo acceder directamente a zona restringida. No lo pudieron hacer porque a las 00.05 se habían bloqueado las puertas de acceso a las pistas precisamente por la llegada de ese vuelo".

El vigilante añade en su declaración que “viendo que no pueden acceder, se quedan mirando a través de los cristales y regresan al hall de las instalaciones”.

En dichas instalaciones -asegura- tiene lugar el encuentro entre el ministro Ábalos y su acompañante con los reponsables de seguridad del Cuerpo Nacional de policía del Aeropuerto y “a las 00:25 accede uno de los comisarios comunicando en ese instante que José Luis Ábalos y tres personas le acompañen a zona restringida (pistas) sin pasar ninguna medida de seguridad con objeto de acceder al avión".

“En torno a la 01:30 -relata en la declaración notarial- regresan de la zona de pistas el ministro, sus acompañantes y los miembros que llegaban del vuelo venezolano, entre ellos, Delcy Rodríguez”.

Desde Alternativa sindical aplauden la valentía de este empleado y exigen a las autoridades que verifiquen lo declarado ante notario por el vigilante y no permitan que se convierta en la cabeza de turco para “acallar as la población y eludir responsabilidades políticas”.