Robles confirma una nueva oferta de Santa Bárbara para el blindado 8x8

Asegura que no modificará las condiciones iniciales. Defensa anuncia un aumento de 7.000 efectivos y plantea que los Reservistas de Especial Disponibilidad se encarguen de tareas ahora externalizadas

Comisión parlamentaria de Defensa
La ministra de Defensa, Margarita Robles FOTO: Mariscal EFE

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha comparecido hoy en la primera comisión de Defensa de la Legislatura, en la que ha desgranado los objetivos y las líneas de actuación de su departamento, reiterando de nuevo que las políticas de Defensa deben considerarse políticas de Estado. Y de todos esos retos destacan dos que afectan al personal y a la modernización de las Fuerzas Armadas: la situación de los efectivos de Tropa y Marinería, que han de abandonar las Fuerzas Armadas a los 45 años, y el prioritario blindado 8x8 “Dragón.

En lo que se refiere al último punto, el Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) “8X8”, cuyo contrato quedó desierto a finales de 2019 por el incumplimiento de Santa Bárbara, Robles ha dejado claro que “es una prioridad” de la que el Ejército de Tierra “no puede prescindir”. Por ello, ha anunciado una nueva propuesta de Santa Barbara, Sapa e Indra (compañías que se unieron para construir los cinco primeros demostradores), que no afectaría a la calidad, a las necesidades tecnológicas, al número de unidades o al coste del programa. En este punto, ha hecho hincapié en que serán 348 los vehículos que se adquirirán en la primera fase con un techo de gasto de 2.100 millones: “Que a nadie le quepa la menor duda”.

Confiada, Robles ha señalado que “quiero creer que podremos aprobar esa propuesta de oferta” para un programa que lleva desde 2007 dando bandazos. “Es un programa irrenunciable y va a salir sí o sí”, ha sentenciado.

7.000 nuevos militares y adiós a la externalización

En lo que se refiere al personal, Robles ha explicado que “es el núcleo sobre el que debemos afianzar y construir el futuro de nuestros Ejércitos” y que, atendiendo a la planificación de los recursos humanos, elaborarán una nueva plantilla para alcanzar el objetivo de 127.000 efectivos a distribuir entre los dos Ejércitos y la Armada (el máximo que marca la Ley está entre 130.000 y 140.000). De hecho, en la actualidad hay poco más de 120.000 uniformados y ayer se anunció una nueva remesa de 3.650 plazas para las escalas de Tropa y Marinería. Para los efectivos que pertenecen a estas escalas, muy críticos con esa salida cuando cumplen 45 años, la ministra se ha comprometido a impulsar las medidas de formación de cara a su integración en la vida civil, la convalidación de sus títulos o la reserva de plazas en la Administración Pública.

Pero, además, la ministra se ha referido a aquellos militares que al cumplir los 45 años se integran como Reservistas de Especial Disponibilidad (hasta los 65 años) y que tienen experiencia en seguridad, vigilancia o sostenimiento. Según ha explicado, estudian diferentes fórmulas legales en la legislación mercantil para que “algunos servicios externos puedan hacerse con una fórmula propia” aprovechando así sus “capacidades técnicas y valores”. Esto es, que tareas como la seguridad del Ministerio y algunos cuarteles o el mantenimiento de vehículos o aeronaves dejen de asignarse a una empresa externa y sean esos uniformados los que se encarguen de dichas labores. Sólo este año el Ministerio tiene previsto destinar más de 5 millones para subcontratar los servicios de seguridad para sus instalaciones. “Estamos viendo si algunos servicios externos pueden revisarse aprovechando los conocimientos de los Ejércitos de Tierra y de la Armada”, ha dicho.

Junto a estos retos, Robles también ha reafirmado el compromiso de España con la seguridad internacional y con los organismos a los que pertenece, como la OTAN, la UE o la ONU, y su intención de impulsar aún más el papel de España. De hecho, ha insistido en su intención de que España lidere el fortalecimiento de la “arquitectura europea en Defensa”. “España continuará siendo un país solidario y comprometido, un actor internacional importante”, ha resaltado.

En cuanto a la modernización y a los Programas Especiales de Armamento, Robles también se ha referido a los submarinos S-80 o las fragatas F-110, a los cuales dará un empujón esta Legislatura. Además, sobre el caza europeo del futuro (FCAS), ha confirmado que el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, ha firmado hoy con Francia y Alemania el Acuerdo de Implementación 2 de este “proyecto de Estado”, como lo ha definido.

Por último, en lo que se refiere a las misiones en el exterior, la ministra mantiene el compromiso actual (unos 3.000 efectivos en una veintena de misiones) y ha anunciado que el próximo 18 de marzo informará al Congreso sobre la participación de las Fuerzas Armadas en operaciones en el exterior.

España acelera con el caza del futuro

Tal y como ha anunciado Robles durante su comparecencia, el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, ha firmado hoy en París una carta de intenciones para la adhesión de nuestro país a una nueva fase del proyecto del caza del futuro (FCAS). En concreto, al programa “IA2”, relacionado con las actividades de Investigación + Tecnología y demostración relacionadas con la fase conceptual del proyecto.
Los secretarios de Estado de Defensa de Francia, España y Alemania firmaron la semana pasada el acuerdo de implementación de la primera fase, lo que implica la aportación de Francia y de Alemania de 27 millones y de 20 más en el caso de España. "Este nuevo acuerdo supondrá la aportación de España de 50 millones, que se añadirán a los 77 millones que han aportado Francia y Alemania, respectivamente”, ha dicho Olivares