Sánchez estalla contra el PP por el “Delcygate”: “A ver si pasamos pantalla”

El presidente muestra su hartazgo y ataca al portavoz del PP, Javier Maroto, que le acusa de “mentir”

Pedro Sánchez y pablo Iglesias durante la sesión de control al gobierno en el Senado.
Pedro Sánchez y pablo Iglesias durante la sesión de control al gobierno en el Senado.Ruben MondeloLa Razón

El “Delcygate” sigue persiguiendo a Moncloa. El presidente Pedro Sánchez se ha tenido que enfrentar otra vez a esta polémica en su primera sesión de control al Gobierno en el Senado. El PP, que no está dispuesto a soltar la pieza, ha acusado al jefe del Ejecutivo de ser él quien envió a José Luis Ábalos a reunirse con la “número dos” del chavismo en el aeropuerto de Barajas. Sánchez, por su parte, ha dado muestra del hartazgo que le provoca este tema y en el inicio de su intervención ha emplazado a los populares: “A ver si esta vez tienen a bien cambiar de pantalla y hablar de lo que de verdad les interesa a los ciudadanos”.

Hasta ahí la única improvisación del presidente sobre este asunto, en cuya explicación ha evitado aportar novedad alguna y se ha limitado a tirar del argumentario que lleva exhibiendo desde hace días. Sánchez defendió que Ábalos con “muy buen juicio" optó por “evitar una crisis diplomática”. “Entre forzar o evitar una crisis, optó por la segunda opción”, aseguró. No hubo nada esclarecedor, por contra Sánchez pasó en su segunda intervención al ataque contra Maroto, que previamente le había acusado de “mentir”, ironizando sobre su “cambio de residencia” de Álava a Sotosalbos para asegurarse el acta de senador.

El portavoz del PP cargó contra el presidente con dureza, acusándole abiertamente de ser él quien dio instrucciones a Ábalos de reunirse con Delcy Rodríguez en Barajas. “Cuántas mentiras para tapar una gran verdad”, ha lamentado, al tiempo que le espetaba a Sánchez que “la mentira es la peor cualidad, peor que la ineficacia”. Maroto también le ha señalado la puerta de salida de Moncloa al ministro de Transportes, aseverando que “lo normal es que hubiera sido cesado”, pero inmediatamente ha puntualizado que Sánchez también debería haber dimitido. “Mentir les sale gratis”, ha destacado, recordando los incumplimientos de las promesas de campaña de pactar con los independentistas o conformar un gobierno de coalición con los morados.