Iturgaiz: «Me pone los pelos de punta ver a los herederos de ETA en el Congreso»

«Mucha gente que votaba al PP se ha refugiado en el PNV como un valor más seguro», asegura el candidato del PP al Gobierno vasco

-Usted abandonó la política hace casi un año desencantado con Casado por haberle relegado al puesto 17 en las listas al Parlamento Europeo. ¿Por qué cree que ahora ha vuelto a confiar en usted?

-Cuando ocurrió aquel episodio que usted comenta, mi última conversación con el presidente Casado fue decirle que sabía que me tenía para lo que necesitara. Ahora, Casado ha recordado aquella conversación, y cuando me ha necesitado, me ha llamado. Para mí es un orgullo, 22 años después, volver a ser candidato a lendakari, y voy a hacer todo lo posible para que esta coalición con Ciudadanos obtenga el mejor de los resultados.

-¿Le parece justo que se ofrezca a Ciudadanos dos puestos de salida en las próximas elecciones vascas cuando su fuerza y su presencia en el País Vasco son irrelevantes?

-Fíjese en que, cuando hay un acuerdo de coalición como éste, hay muchos tiras y aflojas por un lado y por el otro. Pero lo importante no es el puesto 2 o el 5 o el 8, sino que sumemos. La ciudadanía quiere que sumemos, porque se necesita una alternativa para el País Vasco a los gobiernos nacionalistas, y se necesita una alternativa en España al Gobierno del Frente Popular, que son gobiernos que quieren destruir la unidad de España. La ciudadanía sabe perfectamente que en el País Vasco los únicos que representan el espacio de la defensa de las libertades, de la Constitución y de la unidad de España son el PP y Ciudadanos. El PSOE se ha descabalgado de ese espacio al tener de socios a los que quieren destrozar España, que son los independentistas vascos y catalanes y los batasunos de Otegi.

-A usted le tocó vivir la etapa más dura del terrorismo etarra, los llamados 'años del plomo' y de la 'socialización' del sufrimiento. ¿Qué juicio le merece la presencia de los herederos políticos de ETA en el Congreso, dando apoyos puntuales al Gobierno de coalición PSOE-Podemos?

-A mí me pone los pelos de punta y me da mucha pena. El PP hizo un magnífico trabajo para ilegalizar al brazo político de ETA, y luego vino Rodríguez Zapatero y lo legalizó. Hay que entender lo que representa ese proceso; el PSOE legalizó a los herederos de ETA para, junto a los independentistas vascos y catalanes, y los comunistas, aislar al centro-derecha y plantear un proyecto del Frente Popular. El presidente Sánchez ha recogido todos los frutos que sembró Zapatero, y es el que está poniendo en práctica el plan diseñado por este último. No olvidemos que el mundo de Batasuna, el mundo de ETA, sigue justificando los atentados y nunca han ayudado a clarificar los más de 300 atentados que siguen sin resolverse. Y además homenajean a los criminales de ETA cuando vuelven con todos los vítores a sus pueblos en el País Vasco, rindiéndoles tributo. ¿Se imagina usted que un criminal de Al Qaeda o del ISIS saliera a la calle y fuese recibido con vítores y cánticos por una parte de los ciudadanos de Nueva York? Es impensable. Pues eso está pasando en el País Vasco.

-Parece evidente, a la luz de los últimos acontecimientos políticos, que el PP vasco estaba equivocándose en algunas decisiones. ¿Cuáles son, a su juicio?

-La realidad es que hemos perdido electorado. Había gente que confiaba en el PP, pero hemos ido perdiendo apoyos en esa comunidad. Lo que quiero ahora es mirar al futuro y que los ciudadanos vascos puedan vivir con total libertad y sentirse muy orgullosos de ser vascos y españoles, y que no te persigan y te hagan la vida imposible por tener una bandera española o por defender a España en las universidades. Ha habido casos donde se han dado palizas a jóvenes por defender a España en la Universidad [del País Vasco]. Se han hecho escraches por colocar una bandera española en un balcón... Esos valores los defendió hace 22 años Carlos Iturgaiz y los vuelve a defender ahora. Yo no me he movido ni un ápice en la defensa de esos valores.

-Se ha mostrado usted partidario de "aunar fuerzas" con Vox. Más que sumar, ¿no podría restarle votos al PP una alianza con el partido de Abascal?

- Lo primero: Vox y el PP son dos partidos diferentes. Vox en cuestiones autonómicas, forales, europeas, está en otra dinámica completamente diferente a la del PP. Los votantes de Vox tienen que saber que la coalición PP-Ciudadanos, con Carlos Iturgaiz como candidato, ofrece todas las garantías de que si nos votan, vamos a seguir defendiendo a España, las libertades y la Constitución. Es necesario un voto útil en el País Vasco, porque las encuestas dicen que Vox no obtiene representación. El centro-derecha no podemos perder ningún voto, y los votantes que han dejado de votar al PP y votaron a Vox en las últimas elecciones deben saber que pueden votar con total garantía a PP y Ciudadanos. Se van a sentir muy cómodos.

-Pero la opinión que tiene del líder de Vox, Santiago Abascal, sigue siendo magnífica...

-¡Pero cómo no la voy a tener, si yo era presidente del PP en el País Vasco y él era mi presidente de Nuevas Generaciones! [la organización juvenil del PP].

-Usted apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría, rival de Casado en las primarias del PP. Parece evidente, por los acontecimientos de las últimas 24 horas, que aquel respaldo no le ha pasado factura...

-Las primarias del PP se celebraron hace un año y medio, y ya se les dio carpetazo. Lo que tenemos que hacer ahora es remar todos en la misma dirección, hayamos votado a Margallo, Cospedal, Soraya, Casado... La única etiqueta que tenemos que llevar en la solapa es la del PP.

-Usted hizo del PP la segunda fuerza política en Euskadi en 1998. Hoy, ese resultado se antoja una quimera... ¿Por qué?

-Pues porque en estos momentos, desgraciadamente, ha habido un descenso en el voto del centro-derecha. Y porque mucha gente que votaba al PP se ha refugiado en el PNV como un valor más seguro.

-Ha dicho usted que el Gobierno del peneuvista Iñigo Urkullu es un desastre en la gestión...

-Yo creo que el señor Urkullu en estos momentos se estará arrepintiendo de haber convocado las elecciones el 5 de abril. Me estoy refiriendo al vertedero de Zaldibar. El Gobierno vasco me recuerda a lo que ha hecho el señor Ábalos con el tema de Venezuela: dar cinco o seis versiones diferentes a los vecinos y hurtarles la información verídica y escurrir el bulto. Los vecinos están aterrados. Y el lendakari no apareció en el vertedero hasta seis días después. La distancia de Vitoria [sede del Gobierno vasco] a Zaldibar no llega a una hora. Y además de la ineptitud del Gobierno vasco hay que recordar que dos trabajadores siguen bajo los escombros. Cuando son incapaces de gestionar una crisis medioambiental como esa, unido a los casos de corrupción, todo esto demuestra que el PNV y el Partido Socialista han fracasado estrepitosamente en el Gobierno vasco.

-¿Usted autorizaría la transferencia de Prisiones al Gobierno vasco y el acercamiento masivo de presos etarras?

-Yo siempre he estado en contra de esa transferencia y de ese acercamiento. Cuando se habla del acercamiento de presos yo me acuerdo de los familiares de las víctimas del terrorismo que se tienen que acercar a los cementerios a ver una lápida.Y esos presos se quejan de que están muy lejos de sus familias. Pero sus familias tienen la suerte de verlos vivos. Mucho hablamos de los verdugos y poco de las víctimas.

-¿Qué pasos daría usted, si fuera presidente del Gobierno, para solucionar el conflicto catalán?

-El primer paso que daría, y que dio el Gobierno del PP, es aplicar el artículo 155 de la Constitución, cuando tienes a presidentes en rebeldía y que están apoyando la sedición. No tenemos que tener miedos ni complejos. Lo que está ocurriendo en estos momentos es que el Frente Popular quiere mirar hacia otro lado y guardar en un cajón el artículo 155, que es tan constitucional como el resto de artículos de la Carta Magna.

-Entonces, ¿usted cree que se dan las condiciones para volver a aplicar en Cataluña el artículo 155?

-Sin duda alguna. ¿Cómo no se van a dar si en Cataluña los máximos dirigentes siguen alimentando la ruptura con España, la confrontación con España? Es obvio.