La izquierda vuelve a silenciar los abusos a menores en Baleares

PSOE, Unidas Podemos, PNV y Más País rechazan la proposición de Ciudadanos para reforzar la protección a menores tutelados y la creación de una comisión de investigación para depurar responsabilidades

Pleno del Congreso
La portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas (c), conversa con varioss periodistas a su llegada al Congreso para asistir al Pleno en el que participará el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/J.J. GuillénJ.J. GuillénEFE

El escándalo de los abusos a menores tutelados por la Administración en Baleares sigue siendo silenciado por la izquierda. Si la semana pasada eran PSOE, Més y Podemos los que impedían en el Parlament Balear la creación de una comisión de investigación, PSOE y Unidas Podemos repetían el mismo patrón en el Congreso.

Ciudadanos presentó una enmienda al texto de su Proposición No de Ley que se debatía ayer, a petición propia, en sesión plenaria con el objetivo de lograr el consenso de la Cámara para crear una comisión que investigue el caso de los abusos a menores bajo la tutela pública en centros de acogida en las Baleares y en Valencia. Un acto al que se sumaron los populares y registraron también sendas peticiones.

La PNL decayó al ser rechazada con 145 votos a favor, 190 en contra y una abstención. Según la versión de los partidos de la izquierda, la PNL habría logrado el consenso de la Cámara con el primer texto de los naranjas en el que se pedía «garantizar la protección integral y la asistencia a menores tutelados» y no se incluía la creación de una comisión. Socialistas y morados criticaban que la iniciativa actual no era posible porque «se vulneran competencias y la legislación española».

La diputada de Cs, Marta Martín, pedía a PSOE y UP abandonar “ los prejuicios y los eslóganes» y exigía “saber qué ha pasado para apartar a los responsables políticos". Desde el PSOE, el diputado Pere Joan Pons criticaba que el objetivo de la derecha era el de «sembrar dudas sobre el compromiso» del Gobierno con la lucha contra los abusos. Por Podemos, Mar García Puig elevó más el tono contra Cs: «Si conservan la decencia y si no quieren que se les caiga la cara al suelo de vergüenza cada vez que hablan de los abusos sexuales contra la infancia, rompan los lazos que les unen a la ultraderecha y pongan fin al demencial pin parental con el que quieren privar derechos a nuestra infancia»,

En el Senado, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias fue acorralado por PP y Cs por votar en contra de la comisión en el parlamento de las Islas Baleares. “Sospecho que no les preocupa la situación de las víctimas sino la utilización de una situación repugnante para desgastar al Gobierno. Ese tipo de política no es decente", le contestó a preguntas de la senadora popular María Adelaida Pedrosa. Lorena Roldán, diputada de Ciudadanos, también le acusó de “no hacer nada” y “negarse a investigar”. Iglesias profirió su “deseo de que se depuren todas las responsabilidades” y de que la investigación en la Fiscalía “llegue hasta el fondo”.