Iceta “calienta” la mesa de diálogo pidiendo un “gesto” para los presos del “procés"

El primer secretario del PSC propone rebajar la pena de la sedición en la reforma del Código Penal para demostrar que el Gobierno “está dispuesto a cambiar las cosas a mejor”

Entrevista al primer secretario del PSC, Miquel Iceta
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, hoy en una entrevista CADENA SER 26/02/2020 CADENA SER

A escasas horas para que arranque en Moncloa la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha marcado la pauta de alguno de los movimientos que el Ejecutivo central emprenderá para granjearse el favor de los independentistas. La reforma del Código Penal en la que trabaja Justicia desde hace semanas y en la que se prevé modular los tipos de la sedición y la rebelión que afectan a los líderes del “procés” se defendía desde el Gabinete como una medida para adecuar esta norma a la realidad del siglo XXI, sin embargo, hoy Iceta la ha definido como “un gesto” hacia los presos para mostrar que el Gobierno está “dispuesto a cambiar las cosas a mejor”.

El líder socialista catalán que durante la campaña de 2017 defendió el indulto para los políticos encarcelados, ha dudado de que la vulneración de la ley por la que se les ha condenado se pueda encuadrar dentro de la tipificación actual. “No quiere decir que lo que pasó en Cataluña en 2017 no sea grave. Saltarse la Constitución y el Estatuto, imponer la voluntad sobre una mayoría de ciudadanos es gravísimo. Ahora, ¿es una sedición? ¿Si lo es, merece una pena tan alta?”, se ha preguntado Iceta en una entrevista en la Cadena SER.

El primer secretario del PSC ha señalado que “es la primera vez que un tribunal ha aplicado el tipo” penal y que “la propia sentencia y la valoración de algunos juristas apunta a que hay dificultades en ajustar lo que ocurrió a lo que” el Código Penal “plantea”. En su opinión, los delitos de rebelión y sedición fueron concebidos “para golpes de Estado militares y no para otras cosas”. “Yo no soy muy experto”, ha reconocido, al tiempo que defendía que “cualquier momento es bueno” para afrontar la modificación de la norma.

En este contexto, el líder de los socialistas catalanes ha propuesto, si finalmente se acomete la reforma del Código Penal, pueda incluirse un “delito de atentado contra la Constitución o de desobediencia reiterada al Tribunal Constitucional”. Porque "que digamos que la sedición no se ajusta a lo que pasó, no implica que consideremos que atentar contra la Constitución no fue un delito. Merece una sanción penal importante”, ha aseverado.