¿Se ha podido contagiar algún ministro de coronavirus?

En los últimos quince días hasta cuatro miembros del Ejecutivo han viajado al extranjero en los días clave de la propagación del virus que afecta ya a la Unión Europea

Pedro Sánchez y el ministro eslovaco en Bruselas
Pedro Sánchez y el ministro eslovaco en BruselasLa RazónLa Razón

En plena alerta por la expansión del coronavirus que afecta ya de lleno a los principales países de la Unión Europea, Sanidad ha recomendado no viajar a las zonas de riesgo por la enfermedad como China, Corea del Sur, singapur, Irán y las cuatro regiones del norte de Italia. “Si no es imprescindible es mejor no ir, aunque no está prohibido ir a estos países”. en palabras del titular de Sanidad, Salvador Illa.

Unas recomendaciones, que, se prevé que tomen también los ministros del Gobierno en los próximos días para evitar cualquier situación de contagio que pueda conllevar a una obligatoria cuarentena a buena parte del Ejecutivo, al estar en contacto directo permanente entre ellos. Sin embargo, en los últimos quince días hasta tres ministros del Ejecutivo y el propio Pedro Sánchez se han desplazado al extranjero, coincidiendo en las fechas en el fin de semana clave, donde la enfermedad ha acechado de lleno a Italia con hasta once fallecidos y más de 300 casos registrados.

El propio Pedro Sánchez acudió el pasado 20 y 21 de febrero al Consejo Europeo que se celebra en Bruselas, donde coincidió con el ministro eslovaco Peter Pellegrini, que solo dos días después de la cumbre europea acudió a un centro médico en el que a día de hoy continúa ingresado debido a problemas respiratorios y fiebres altas, compatibles con coronavirus, aunque a día de hoy el test realizado de esta enfermedad ha dado negativo. Si hubiesen resultado positivos los citados exámenes, los líderes políticos europeos que acudieron a la reunión europea el pasado fin de semana deberían someterse a la cuarentena, atendiendo al protocolo que Sanidad aplica en los presuntos casos de personas que han estado en contacto con portadores de la enfermedad. En el citado caso, si el presidente del Gobierno se viera obligado a vaciar por completo su agenda pública, sería la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, la que ejercería de presidenta en funciones.

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, es también una de las mujeres fuertes del Gobierno que más se ha “arriesgado” en estos días públicamente al viajar hasta en tres ocasiones al extranjero en la última quincena. El pasado 15 de febrero acudió a la Conferencia de Seguridad de Munich (Alemania), donde ofreció una rueda de prensa y posteriormente participó en la reunión del grupo reducido de la coalición contra el DAESH. El 17 de febrero, Laya acudió al Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea en Bruselas. Su agenda internacional continúa, debido al carácter intrínseco de su puesto en el Gobierno. Este mismo lunes la ministra se reunió con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, en la sede del Alto Comisionado en Ginebra (Suiza). Según la agenda oficial, fue un día de máxima exposición pública, pues también se reunió con el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, Peter Maurer, en la sede del organismo y asistió a otros cuatro actos oficiales. El martes, la ministra se desplazó hasta Mauritania para intervenir en la sesión inaugural de la Asamblea General de la Alianza del Sahel, celebrada en el Centro de Congresos de Nauckchott.

Antonio Cruz

Al periplo de la ministra de Exteriores por Europa y África, se suman los viajes de la vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño. La también ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, conoció la propagación del coronavirus en Italia en Arabia Saudí. Calviño participó en la cumbre del G-20, que se celebró este fin de semana en Riad. El pasado 17 de febrero viajó a Bruselas para participar en la reunión del Eurogrupo. El ministro de Universidades, Manuel Castells también visitó Bruselas, con motivo del Consejo de Educación de la Unión Europea.