Trump, el espejo en el que se mira Abascal

Agenda en EE UU. El líder de Vox se reunió con el embajador de Venezuela y asiste hoy a la conferencia de los conservadores

Abascal se reúne en Washington con el embajador de Venezuela y traslada su apoyo a Guaidó para "recuperar la libertad"
El presidente de Vox, Santiago Abascal, junto con el Embajador de Venezuela en EE. UU, Carlos Vecchio, en Washington (Estados Unidos), a 28 de febrero de 2020. VOX 28/02/2020 VOX

El líder de Vox, Santiago Abascal, el portavoz en el Congreso, Iván Espinosa y miembros del partido se encuentran de visita en la capital de Estados Unidos. Desde el jueves de esta semana hasta el de la próxima, la agenda de los integrantes de Vox comenzó en Washington donde asisten a la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) y continuará con reuniones con miembros de la Administración de Trump. El 4 de marzo, además, la delegación del Vox tiene previsto viajar a Nueva York para participar en un encuentro con simpatizantes del partido en el Centro Español de Queens, según anunció el propio líder del partido en Twitter.

Abascal y su equipo acudieron ayer a la sede de la cadena internacional de noticias NTN24 donde fue entrevistado por el director de informativos, Gustau Alegret, en el programa «Cuestión de poder»; un espacio diario de información política internacional, dirigido por el periodista catalán. El líder de Vox fue preguntado por Alegret sobre su relación con la administración Trump. «Nos sentimos muy identificados por cómo le han maltratado...», dijo Abascal que defendió la política de EE UU de Trump y su defensa de la necesidad de recuperar el control de fronteras del país. Y es que Vox se han mirado en varias ocasiones en el presidente norteamericano con propuestas como la de cambiar las concertinas por un muro de hormigón. El líder de Vox no oculta su afinidad con Trump y suele decir que se identifica «con la gran reacción mundial contra los progres y los marxistas culturales» porque «estamos hartos de que nos digan lo que tenemos que pensar y sentir». Habló durante su entrevista en el canal norteamericano de inmigración y advirtió de que tiene que ver incluso con la religión destacando los problemas de convivencia que existe en países europeos con la procedente de países islámicos. Abascal, muy tranquilo, respondió los envites del entrevistador cuando intentó insinuar que los de Vox son racistas y respondió: «Yo no he hablado del color de piel, hablo de la religión desde una perspectiva cultural y religiosa que afecta a la convivencia en Europa», también hizo alusión a las devoluciones en caliente o al «Delcygate».

“Trump de España”

Comparado como el «Trump de España» por los rotativos estadounidenses tras su victoria en las elecciones, Abascal vuelve a pisar la ciudad de Washington casi dos décadas después. Con una corbata a juego con sus ojos y el color del partido, Santiago Abascal explicó a LA RAZÓN que su última vez en la capital de EEUU fue en 2003, cuando realizó una estancia de un mes a través de un intercambio con España.

El líder de Vox también mantuvo un encuentro de más de una hora con el embajador de Venezuela en EE UU, Carlos Vecchio, en la residencia del diplomático. Abascal le trasladó el apoyo de su partido en la contienda por la recuperación de la libertad en Venezuela, porque «defender la libertad en Venezuela es el mejor modo de defendernos nosotros mismos de quienes quieren aplicar en España las políticas que han hecho de Venezuela una narcodictadura». El embajador venezolano le agradeció la labor del partido por el restablecimiento de la libertad en Venezuela y dijo que era el «primer español que pisa tierra venezolana acá», en Estados Unidos.

Los de Vox se han mirado en varias ocasiones en la administración de Trump. Emularon la estrategia de campaña de Steve Bannon con la que lograron irrumpir por primera vez en el mapa político: mover sus propios mensajes en las redes, dirigirse a un público muy específico o una estrategia segmentada en redes fueron las claves que siguieron y que también llevó a cabo el presidente norteamericano en 2016.

En el CPAC participaron ayer Lara, Ivanka y Donal Trump Jr. además del yerno Jared Kushner. Será hoy cuando el presidente de EE UU hable a las 15:00, 21:00 hora española, acto al que está previsto que acuda el líder de Vox y su portavoz en el Congreso. En este cónclave también estaba entre los participantes Nigel Forage, padrino del Brexit que tenía una ponencia sobre la celebración de la salida de Reino Unido de la UE. También participaron Michael R. Pompeo, secretario de estado norteamericano y ex jefe director de la CIA, o Devin Nunes, congresista y uno de los grandes defensores de Trump en su «impeachment» además de Scott Walker, gobernador en Wisconsin.

Iván Espinosa ya estuvo el año pasado como vicesecretario de Relaciones Internacionales de Vox en la conferencia de los conservadores y mantuvo varias reuniones Además, mantuvo reuniones con las secretarias de Transportes y de Educación de Estados Unidos. En febrero Abascal asistió a la Conferencia de Conservadurismo Nacional en Roma donde se encontró con Mato Salvini y Viktor Orban.