El coronavirus y Franco, la nueva “maldición de Tutankamón”

La “profanación” del Valle de los Caídos se explica, en tono de humor, como causa de la propagación de la enfermedad

Meme sobre Franco, en posición de saludo al estilo de la épocaTwitter

Si existe una leyenda por excelencia sobre una maldición es aquella sobre el faraón Tutankamón y la muerte del patrocinador de la excavación de su tumba, el noble inglés Lord Carnarvon. El imaginario popular quiso relacionar su fin con la profanación del mausoleo ideado para el descanso eterno del joven monarca egipcio.

Una explicación más lógica y, sobre todo, científica, apuntaba recientemente a unos hongos y otros microorganismos patógenos que habitaban en el interior del recinto como causa del deceso. Para añadir más ingredientes a la historia, meses y años después de la apertura de la cámara real, hubo otras muertes de quienes habían participado en el movimiento de los utensilios o los propios restos de Tutankamón.

Aunque el registro cambia en clave de humor, el supuesto “virus” se habría transmutado hoy en una amenaza a gran escala que algunos quieren ver como consecuencia de otra “profanación”: la que tuvo lugar tras la exhumación de Francisco Franco el pasado 24 de octubre en el Valle de los Caídos.

La supuesta maldición de Cuelgamuros

No faltó ese día incluso una alusión directa para que el destino se cebara en primer lugar con el Gobierno, principal responsable del traslado. Según ha contado Francisco Franco Martínez-Bordiú, el nieto más cercano al "Caudillo”, su hermana Merry lanzó una amenaza a los miembros del Ejecutivo al pie de la tumba, con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, presente en calidad de Notaria Mayor del Reino: “¡Que la maldición de desenterrar a un muerto caiga sobre vosotros!”, le espetó. Minutos antes, nerviosa, clamaba por lo que consideraba “una profanación” y una “falta de respeto”.

Hoy, con el coronavirus como protagonista absoluto, esta “profanación” corre de móvil en móvil a través de WhatsApp, demostrando una vez más que en España se hace humor con casi todo. Basta una imagen de Cuelgamuros con un mínimo texto, o la del propio Franco advirtiendo del peligro de atreverse con el famoso valle.

La figura del longevo jefe de Estado avisa también, en otro meme de amplia circulación, de que lo mejor es volver al “saludo tradicional”, brazo en alto, como era de rigor en la época.

Franco y la maldición del Valle de los Caídos

Para añadir más elementos pintorescos, una conocida defensora de la figura de Franco, Pilar Gutiérrez, ha señalado también que la crisis del coronavirus ha venido provocada por la exhumación.

Según Gutiérrez, hay una relación entre la devastación y la enfermedad. “El coronavirus podría ser un jinete del Apocalipsis, el mundo está crispado y no me extrañaría nada que llegase. Todo se va sumando, y la exhumación de Franco evidentemente que ha contribuido a ello. Es como una tormenta, todo se va sumando, las nubes negras se van juntando hasta que estalla”.

Para ella, según publica Mundo Deportivo, se trata de “una buena noticia” porque podría significar “la salvación del mundo”.

En su momento, el único que puso un poco de cordura sobre la supuesta maldición del faraón fue Howard Carter, el descubridor de su tumba. “Todo espíritu de comprensión inteligente se halla ausente de esas estúpidas ideas”, sentenció.