España

¿Qué supone declarar el estado de excepción?

Sólo se puede declarar cuando sea imposible el normal funcionamiento de las instituciones democráticas

La declaración de estado de excepción puede generar importantes efectos sobre diversos derechos fundamentales de los ciudadanos.

1 - Causas

El estado de excepción puede declararse cuando el libre ejercicio de los derechos y libertades de los individuos, el normal funcionamiento de las instituciones democráticas en España, el de los servicios públicos esenciales o cualquier otro aspecto del orden público resulten gravemente alterados en un momento dado.

2 - Efectos

La autoridad gubernativa puede proceder a la detención por un máximo de diez días de toda persona de la que existan sospechas fundadas de que va a provocar alteraciones del orden público, informando de ello al juez dentro de las veinticuatro horas siguientes. Podrá autorizarse la suspensión de todo tipo de publicaciones, emisiones de radio y televisión, proyecciones cinematográficas y teatrales y el secuestro de publicaciones. También puede suspenderse el derecho a la inviolabilidad del domicilio, el secreto de las comunicaciones y el derecho de reunión y de huelga.

3 - Declaración

El Gobierno debe solicitar la previa autorización del Congreso de los Diputados en la que se determinen sus efectos, con mención expresa de los derechos cuya suspensión se solicita y la relación de medidas que quepan en relación con ellos, su ámbito territorial y duración, que no puede exceder de treinta días y la cuantía máxima de las sanciones pecuniarias que se puedan imponer a quienes contravengan las disposiciones dictadas durante su vigencia máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo.

4 - Precedente

No existen precedentes en nuestra reciente historia democrática.