Drones contra el coronavirus

La UME prueba pequeñas aeronaves no tripuladas que pueden desinfectar un campo de fútbol en 15 minutos

En estos tiempos de estado de alarma el ingenio surge por todos los rincones: desde los que fabrican respiradores con máscaras de buceo a los que elaboran piezas para las pantallas protectoras con impresoras 3D. Y entre ellos, la Unidad Militar de Emergencias no deja de sorprender a los ciudadanos con sus inventos. Si hace pocos días presentaba un camión al que se le había instalado un cañón de nieve modificado con el que fumigaron el interior de la Feria de Madrid (Ifema) o un pueblo entero, ahora sus efectivos están realizando pruebas con drones para fumigar determinadas áreas.

Así lo explica la UME en su web, donde destaca que sus efectivos “buscan mejorar los procedimientos para ser cada día más efectivos”. En concreto, es su Batallón de Transmisiones (BTUME) el que está probando dos drones prestados por las empresas “Stock RC” y “DroneTools” para poder utilizarlos y que ya han volado, por ejemplo, en Torrejón de Velasco (Madrid). Hasta ahora, esta unidad únicamente había usado drones para, en pequeñas poblaciones, avisar por megafonía a sus vecinos sobre la necesidad de quedarse en casa. El objetivo es emplearlos en las tareas de desinfección de grandes áreas, ya que el diseño original de estos aparatos es para el sector de la agricultura.

Con estos dos aparatos, el “Agras-MG1” y el “Dronehexa XL”, el batallón ha realizado pruebas de nebulización sobre un campo abierto y un vehículo, a una altura de unos tres metros. Y los resultados obtenidos son, según la UME, “satisfactorios”, sobre todo en exteriores y para grandes objetos, como vehículos. Eso sí, desde la propia unidad señalan a este periódico que también serían muy útiles en zonas de difícil acceso, calles estrechas o en terrazas, evitando así tener que subir a ellas.

La capacidad de estos drones es de unos 10 litros de carga útil, por lo que, según el modelo, podrían llegar a fumigar entre media y una hectárea por cada carga de batería. “En 15 minutos estaría cubierta dicha superficie”. El batallón confía poder desplegarlos en breve en la Operación “Balmis”.