Rompen el confinamiento, se disfrazan, bailan y la Guardia Civil les detiene

Hacer el ridículo en plena calle les puede costar una multa de 600 euros

La edad no edad obstáculo para, llegado el momento, saltarse la normativa vigente y protagonizar actuaciones que, además de poner en peligro al resto de los ciudadanos, rozan el ridículo.

La Guardia Civil de Burgos ha identificado y denunciado en Las Merindades a dos hermanos de 44 y 47 años de edad, por incumplir la orden de prohibición de circulación a pie.

La Benemérita tuvo conocimiento días atrás de la existencia de tres vídeos en los que un hombre de manera individual primero , más tarde acompañado de una mujer, aparecía caracterizado y parodiando a determinados famosos, cantando y bailando en plena calle.

Se les podía ver en varias imágenes y a plena luz, saltándose la restricción de circulación que existe actualmente en toda España y que de manera solidaria y generalizada viene cumpliendo la población.

La línea de investigación seguida ha permitido la identificación y localización de los autores, que han sido propuestos para sanción administrativa por supuesta infracción a la Ley 4/2015 de la Seguridad Ciudadana (desobediencia que en su grado mínimo podría suponer una sanción económica de 601 euros).

Uno de ellos lo ha sido doblemente, pues a pesar de conocer la prohibición de circular por la vía pública y ser apercibido por saltársela, volvió a infringir al salir de nuevo a la calle para cometer los mismos hechos.