Coronel Fernando Juste: «La UCI de Ifema tiene los mismos medios que la de cualquier hospital»

El coordinador de logística sanitaria del Ejército del Aire en la «Operación Balmis» gestiona las solicitudes de personal y material. Ha participado en el montaje de la instalación médica de la Feria de Madrid

Thumbnail

Hasta el 14 de marzo, el coronel Fernando Juste estaba destinado en la Subdirección Logística Operativa de la Dirección de Sanidad del Ejército del Aire. Sin embargo, el estado de alarma ha convertido temporalmente a este farmacéutico militar del Cuerpo de Sanidad en coordinador de logística sanitaria en el Cuartel General del Mando Componente Aéreo (JFAC), el órgano de mando del Ejército del Aire en la «Operación Balmis». Él es, junto al asesor médico, el que gestiona las necesidades de personal y material sanitario que les solicitan, además de ser uno de los efectivos que colaboró en el montaje de la UCI del hospital de campaña de Ifema.

–¿En qué ha consistido el apoyo del Ejército en Ifema?

–La aportación hasta la fecha, desde el punto de vista sanitario, ha consistido en el suministro e instalación de material específico para ser incorporado a la UCI y al área de radiología.

–¿Con qué medios cuenta?

–La aportación se focaliza en dos áreas: UCI y radiología. En el área de la UCI se han aportado seis puestos con sus correspondientes camas articuladas eléctricamente y todo el equipamiento de electromedicina necesario: respiradores, monitores, aspiradores, etc. En su mayor parte, material de última generación. En el área de radiología se ha suministrado un equipo de radiología portátil con un moderno sistema de digitalización de imágenes, así como un tomógrafo computerizado (TAC) ubicado en un contenedor expandible lateralmente, junto con un generador de energía y estabilización de corriente, constituyendo, en caso de necesidad, un área radiológica totalmente autónoma. Por último, se han instalado 24 camas articuladas en el área de UCI susceptibles de ser medicalizadas.

–¿Cuántas personas pueden ser atendidas como máximo?

–Esta UCI tiene una capacidad efectiva de seis camas y está dotada con los mismos medios que se pueden encontrar en la UCI de cualquier hospital de España, con la particularidad de que todo el equipamiento es portátil. El número de personas a ser atendidas simultáneamente no podrá superar ese número, si bien y dependiendo de la patología y evolución de cada paciente, es fácil que esta cifra pueda verse incrementada.

–¿Cómo fue el montaje?

–El montaje ha sido realizado por 19 personas, la mayoría perteneciente a la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue de Madrid (UMAAD-M), con mucha experiencia en despliegues de unidades sanitarias en condiciones de gran adversidad. Esto, unido a que todo el material a desplegar se encuentra perfectamente embalado y cubicado, ha permitido que sea transportado en seis contenedores de 20 pies e instalado en tiempos verdaderamente cortos, en este caso han bastado 12 horas.

–¿Cuántos sanitarios militares trabajarán en ella?

–Aunque no hay definido un número exacto, habrá presencia de personal militar sanitario las 24 horas y de ser requerida su colaboración según la capacitación correspondiente, podrán realizar labores de apoyo al personal civil asignado a la UCI.

–¿Cuál será su misión?

–La misión principal del personal allí ubicado, ya sean médicos, enfermeros o sanitarios, estará orientada a impartir instrucción básica en el manejo de equipos y otros apoyos auxiliares de ser necesario, así como al control del material.

–¿Han recibido formación especial para esta misión?

–Habitualmente, y dentro de su programa de formación, el personal recibe instrucción periódica para actuar en ambientes de guerra biológica, química, etc., por lo que están perfectamente preparados para desenvolverse en ambientes de alto riesgo. Independientemente de ello, han recibido una formación específica para minimizar la posibilidad de contagio derivada de su presencia en Ifema.

–¿Es esta UCI como las que se despliegan en el exterior, por ejemplo la del «Role 2» que había en Afganistán?

–Es exactamente igual. Un factor a tener en cuenta es el peso y volumen de los equipos, fundamental para su transporte. Si la comparamos con la que se desplegó en la base de Herat (Afganistán) y salvando las distancias en el tiempo que implica la incorporación de nuevos avances tecnológicos, vienen a ser muy similares. En este caso, el equipamiento utilizado en su mayoría es de muy reciente adquisición, fruto de un continuado plan de renovación y modernización del equipamiento en las unidades médicas del Ejército del Aire.

–¿Les han pedido alguna más?

–El despliegue llevado a cabo en Ifema no ha sido el único realizado por este equipo. Cabe reseñar el apoyo al Hospital Militar de la Defensa, al que se le ha suministrado respiradores y equipamiento de electromedicina, así como un módulo UCI, otro de Soporte Vital Avanzado y una planta de producción de oxígeno. O el prestado al Hospital Gregorio Marañón, donde se instaló una morgue con capacidad de hasta 20 cadáveres.

–¿Con qué ánimo ve a los efectivos que se desplegarán?

–Como integrante del personal que ha trabajado en el despliegue de estos equipos en Ifema, le puedo asegurar que la moral y el ánimo lo tienen muy alto. A pesar del duro trabajo, no he oído queja alguna. Hay que pensar que si todo español que se precie de serlo estaría dispuesto a echar una mano en estas circunstancias, imagínese el ánimo y la ilusión de aquellos que tienen como vocación el servicio a los demás.

–¿De qué otras formas apoya el Ejército del Aire a la «Operación Balmis»?

–Además de con material diverso y menaje para equipamiento de hospitales y hospitales de campaña que se han ido montando, otras unidades del Ejército del Aire apoyan a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en diversos puntos de la geografía española, mediante patrullas de presencia y reconocimiento. Y nuestros medios aéreos están apoyando a los otros Mandos Componentes, la UME y cualquier institución u organismo que lo solicita con transporte aéreo logístico, principalmente a los archipiélagos y ciudades autónomas. También se está realizando la recogida de material sanitario en el extranjero, bien sean donaciones o adquisiciones realizadas por nuestro Gobierno.