Coronavirus

Bajar un 20% los sueldos en el Gobierno liberaría medio millón de euros

El ejemplo uruguayo: Lacalle Pou aprueba una reducción de sueldo que destinará a un «fondo coronavirus» para los más necesitados

Sueldos Gobierno
Sueldos Gobierno FOTO: Adrián Herranz

«Es momento de que todos hagamos un esfuerzo». Con estas palabras anunciaba esta semana el presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou un proyecto de ley para rebajar su sueldo y el de todos los cargos políticos hasta un 20% durante dos meses para destinar el montante a un «fondo coronavirus». El objetivo no es ahorrar a las arcas públicas, sino gastar en artículos de primera necesidad para las familias que pierden sus ingresos por la crisis.

Ante la crisis de emergencia que vive España por el avance imparable del coronavirus, la iniciativa uruguaya es ya todo un ejemplo a seguir en una época como la actual de crisis y múltiples plataformas ciudadanas insisten en que esta es la receta que debería aplicarse el gobierno de Pedro Sánchez ante la expectativa de recesión, destrucción de más de un millón de empleos, y los índices económicos desbocados de déficit y de deuda pública que los economistas ya empiezan a señalar. Hasta el momento, esta medida, que sería prácticamente simbólica y que empatizaría con los ciudadanos, es un escenario que en Moncloa no se plantea.

Pero ¿cómo influiría en los sueldos del gobierno una bajada como la que se producirá en Uruguay? Si el presidente del Gobierno, sus cuatro vicepresidentes, 18 ministros, sus 28 secretarios de Estado, seis miembros del gabinete de la presidencia, 53 subsecretarios de Estado, y 154 directores generales, se aplicasen una restricción del 20 por ciento durante dos meses, el montante ascendería a 586.874,48 euros.

A pesar de que la economía española sea 25 veces el tamaño de la uruguaya y el hecho de que los españoles tengan casi el doble de renta que los latinoamericanos, si es pertinente el estudio, pues los españoles estamos mucho más endeudados: casi el doble en comparación con el tamaño de la economía y casi cuarenta veces más en términos absolutos.

Ahora bien, estos son los sueldos actuales del gobierno central y lo que supondría, caso a caso, una reducción del 20 por ciento en dos meses: El presidente del Gobierno cobra 84.845 euros anuales. Al mes, sin contar las pagas extraordinarias, recibe 7.070, 41 euros. Si se aplicase la reducción citada, cobraría 5.656,33 euros al mes. Los cuatro vicepresidentes del Gobierno, Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera perciben anualmente 79.746,24 euros anuales; al mes 6.645,52. Con una bajada del 20 por ciento pasarían a cobrar 5316,42 mensuales. El resto de los ministros del gobierno de coalición (18) cobran entorno a 74.858,16 euros anuales; 6.238,18 al mes. Con la reducción, unos 4.990,55. El ahorro en los sueldos de los cargos del Gobierno en dos meses sería de 58.187,52 euros.

En el caso de los 28 secretarios de Estado y los seis miembros del gabinete de presidencia de Pedro Sánchez, un recorte del 20% durante dos meses supondría un ahorro de 125.384,48 euros. Cada secretario de Estado y componente del gabinete de presidencia cobra, aproximadamente, 110.602,00 al año, al mes, 9.216,83 euros. La bajada supondría que pasasen a recibir un montante de 7.373,47.

Cada subsecretario de Estado tiene una asignación anual de 64.516,42 euros al año. Al mes perciben 5.376,36 euros, con la bajada pasarían a cobrar 4.301,09. El ahorro en los sueldos de los 53 cargos en dos meses sería de 113.978,84. Por último, los 154 directores generales tienen una dotación de 55.163,5 euros al año. Con la bajada pasarían de cobrar 4.596,95 euros a 3.677,56. En dos meses, produciría un ahorro de 289.172,12 euros.

Más de medio millón de euros que podrían tener buen destino a un «fondo coronavirus». Una cantidad, que podría estar unida a los 4,7 millones de euros que las arcas del Estado pagan al mes a diputados, senadores y grupos parlamentarios. De hecho, un millón de euros se destina mensualmente en concepto de dietas a los diputados y senadores representantes de una circunscripción distinta a Madrid, un gasto que no se prevé suspender, a pesar de que ambas cámaras han reducido su actividad presencial. De hecho partidos como Foro y PRC, ambos con diputados representantes de circunscripciones distintas a Madrid, sí lo han pedido. Donde sí se han eliminado las dietas, mientras dure el estado de alarma, es en el parlamento andaluz.