La gran oportunidad (III)

Spanish PM Sanchez wears a face mask and protective gloves amid the coronavirus disease (COVID-19) outbreak in Mostoles
Pedro SánchezMoncloa PalaceReuters

Ante la posibilidad de que el Gobierno plantee a la oposición unos nuevos Pactos de la Moncloa para afrontar la muy grave crisis que se avecina, conviene tener algunas ideas claras: Esos históricos acuerdos fueron posibles porque, en aquella situación, hubo plena sintonía para que no naufragara el objetivo compartido de una transición pacífica hacia una Constitución democrática y de consenso. Entonces no había posibilidad de un Gobierno alternativo al de la UCD, con Suárez al frente, que convocó unas elecciones generales cuatro meses antes, ganadas netamente con 166 diputados. Ahora estamos ante una crisis tremenda, con un Gobierno en minoría y de coalición con comunistas, dirigido por quien llegó a la Presidencia moción de censura mediante, y mantenido en el poder con quienes quieren dinamitar el orden constitucional. Su mandato se caracteriza por crear división entre los españoles, reabriendo tumbas y trincheras con su «memoria democrática», que pretende ganar la Guerra Civil 80 años después.

Un Gobierno pensado para un escenario político, económico y social inexistente en la actualidad, y que es incompatible con el consenso político necesario para afrontar los grandes sacrificios que se van a exigir, y la confianza que se debe trasladar para que la economía pase de la «hibernación a la normalidad». El Presidente tiene su gran y, quizá, última oportunidad. Churchill –al que Sánchez tanto gusta citar– conformó un Gobierno amplio para ganar unidos la guerra.

Unidos podemos, sí: pero no mandando los comunistas.