Feijóo, a un diputado de revalidar la mayoría absoluta en Galicia

Encuesta NC Report: Los populares acarician una nueva mayoría absoluta, pero la pérdida de casi 70.000 a favor del partido de Abascal hace factible que un tripartito entre socialistas, nacionalistas (BNG) y Galicia en Común robe al PP su gran feudo electoral

Thumbnail

Hay algunas veces, muy pocas, en que la moneda de la suerte no cae de cara ni de cruz sino exactamente de canto y la encuesta encargada por LA RAZÓN a NC Report sobre intención de voto en las autonómicas gallegas postpuestas por la epidemia vírica es una de estas raras ocasiones.

Alberto Núñez Feijóo acaricia con la punta de los dedos renovar su mayoría absoluta en el parlamento de Santiago ya que el estudio demoscópico le otorga una horquilla de 37/38 escaños, siendo precisamente 38 la mayoría absoluta. La misma encuesta confirma una significativa entrada de Vox en la política gallega con casi 68.000 votos que gracias a nuestro peculiar sistema de transformación de votos en escaños no aseguraría que el partido de Abascal contara con un diputado en la cámara autonómica a pesar de que al PP el escaño le sale a algo más de 16 sufragios.

Sea como fuere la posibilidad existe, según los números que arroja el sondeo, de que ambos partidos de derecha logren la cifra menos de sus respectivas horquillas y que la izquierda organice un tripartito entre el PSOE, el BNG y Galicia en Común para desbancar a Núñez Feijóo.

Encuesta NC Galicia FOTO: José Luis Montoro

Si en septiembre de 2016 los populares gallegos lograron una holgada mayoría absoluta con 682.000 votos y 41 escaños, las cosas no estarían tan claras de celebrarse hoy las autonómicas ya que el PP experimentaría, si se confirma el sondeo, un descenso de 3,4 puntos y casi 70.000 votos que pondría a Feijóo al borde de la derrota como queda dicho.

No hace falta ser un experto para deducir la causa del bajón: varios puestos más abajo en la tabla de resultados se encuentra Vox precisamente con 67,800 sufragios, precisamente los que le hacen falta a los populares. Pese a todo el PP es el partido que mejor fideliza a sus votantes: un 83,3% seguirán votando a Feijóo, un porcentaje que, como se apuntó anteriormente, puede que nos ea suficiente.

En las antípodas se encuentra Galicia en Común, que fue segunda fuerza política en 2016 y que según la encuesta perdería casi 12 puntos y 8/9 pasando de 14 a 5/6. Solo un 27,4% de los votantes de la franquicia de Unidas Podemos seguiría votando al partido de Iglesias y un porcentaje mayor se decantaría por los socialistas, concretamente un 27,7%. Otro cuarto de los votos iría a parar al BNG, que sería la tercera fuerza política con un 14,9% de los votos y 11 diputados, cinco más que en septiembre de 2016.

El gran beneficiado de este nuevo mapa electoral es el Partido Socialista que vuelve a ocupar su lugar histórico como principal partido de la oposición en Galicia, estatus que había perdido en las últimas autonómicas. La lista encabezada por Gonzalo Caballero pasaría de 14 a 20/21 diputados al tiempo que lograría 80.000 votos más que vendrían principalmente de la candidatura de extrema izquierda, un incremento que supone el 6,4% de los votos.