El 74% pide un pacto entre los partidos para salir de la crisis

La mayoría cree que el Gobierno ha improvisado y que la salida de esta situación será más lenta de lo que se plantea desde el Ejecutivo

Rueda de prensa de Pedro Sánchez tras la videoconferencia con los presidentes autonómicos
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa tras la videoconferencia con los presidentes autonómicos FOTO: Moncloa Moncloa

La incertidumbre define la mirada de la mayoría de los españoles hacia el futuro más inmediato, según la última encuesta de NC Report. En esta situación nunca vivida hasta ahora, y que hay quien plantea como la mayor tragedia que ha sufrido España desde la Guerra Civil, también la mayoría de los españoles mira hacia los partidos con el deseo de que sean capaces de unir esfuerzos y llegar a un gran acuerdo nacional para afrontar la crisis económica y la crisis social que deja la pandemia del Covid-19.

Más del 74 por ciento de los encuestados cree que la situación obliga a los partidos a dejar a un lado la confrontación ideológica para buscar soluciones conjuntas para salir de la catástrofe. La letra pequeña del sondeo demuestra que la percepción de que la situación es excepcional es general en todos los segmentos de edad.

La mayoría quiere un pacto
La mayoría quiere un pacto FOTO: La Razón

En todos los casos, también en la franja más joven, la demanda de ese gran pacto nacional es superior al 70 por ciento. En el caso precisamente de los que tienen entre 18 y 34 años, el avala a este pacto económico y social alcanza el 70,6%. Y sube ese respaldo hasta el 74,9% en todas las franjas de encuestados con más de 35 años. De hecho, esa llamada a un gran acuerdo nacional que supondría, según la terminología empleada por el Gobierno, una reedición de los Pactos de la Moncloa de hace 43 años, apenas cuenta con el rechazo explícito, según los datos de la encuesta, de menos de dos de cada diez españoles.

Justo esta semana, de acuerdo con lo que anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso, tienen que activarse los contactos para buscar un gran consenso para hacer frente a las consecuencias económicas de la crisis sanitaria nacional provocada por el virus. Moncloa precisó después del debate parlamentario que habrá reuniones bilaterales.

Por otra parte, la encuesta, que fue realizada entre el 7 y el 10 de abril, confirma que los españoles han entendido el sentido y la necesidad del confinamiento y que lo cumplen mayoritariamente. Sólo un 1,9 por ciento confiesa que se lo está saltando. Ahora bien, pese a que se acata el estado de alarma, también la mayoría considera que las medidas impuestas por el Gobierno han sido «improvisadas». Un 66,6 por ciento comparte esa percepción, frente al 29,4 por ciento que no cree que el Gobierno esté desbordado por la situación. En este análisis tampoco hay diferencias por segmentos de edad.

La improvisación es, precisamente, una de las principales críticas que está recibiendo el Gobierno de la mayoría de los actores que participan en la gestión del Covid-19. De esto se quejan las comunidades autónomas y también la patronal, por ejemplo. El Gobierno se defiende mirando hacia fuera de España y alegando en su favor que la mayoría de los Gobiernos europeos están sometidos al mismo nivel de presión y siguen una hoja de ruta parecida a la nuestra.

El sondeo también revela que hay prácticamente unanimidad entre los encuestados en relación a la idea de que el Gobierno se equivoca cuando anticipa que la salida de la crisis económica será rápida, una vez se contenga la pandemia. Ante el debate sobre si habrá una salida en «V» o en «U», los argumentos tranquilizadores del Ejecutivo no están calando en la opinión pública. El 84,6 por ciento se decanta por la respuesta de que la salida de la crisis será «más lenta de lo previsto», un pesimismo que comparten todas las generaciones, los votantes más jóvenes y los más mayores.

La mayoría quiere un pacto
La mayoría quiere un pacto FOTO: La Razón

Este pesimismo se verá alentado en los próximos días con la avalancha de informes y estudios que se irán conociendo. Algunas agencias de rating podrían adelantar sus balances del primer trimestre de 2020. El día 15 conoceremos los datos del IPC, con posibles alzas muy notables en productos de primera necesidad, y el día 28 tendremos los datos de EPA de enero a marzo, con registros peores que los que ofreció el INEM. Además, a esto hay que unir el golpe del turismo y los datos de cancelaciones que ofrecen los tour operadores. Esta semana se publicarán los datos del Instituto Nacional de Estadística sobre transporte de viajeros.

En este clima tan sombrío, hasta un 43,6 por ciento reconoce tener miedo por perder su puesto de trabajo, y sólo el 50 por ciento confía en que pueda mantenerlo. Los jóvenes son los que se mueven en un entorno laboral más precario e inestable, y es en esa horquilla, los menores de 34 años, donde el sondeo testa que hay más miedo por el futuro laboral.

La mayoría quiere un pacto
La mayoría quiere un pacto FOTO: La Razón

La mayoría de los españoles también desconfía de las cifras de muertos por la pandemia. Hasta un 64,9 por ciento cree que los datos oficiales infravaloran los fallecimientos que realmente se han producido en estas semanas por Covid-19. Esta percepción se sostiene en las informaciones sobre el agujero negro que constituyen las residencias de mayores, por su falta de medios y de profesionales, así como en la constatación del colapso de los registros civiles y de las funerarias.

En cuanto a la percepción que hay de la gestión de los principales referentes del Gobierno, todos suspenden, aunque la ministra de Defensa, Margarita Robles, es la que sale mejor parada, con un 4,2 de apoyo en una escala del 0 al 10. El peor valorado es el ministro de Sanidad, Salvador Illa, con un 3,4. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, recibe una puntuación de 3,7; y el titular del Interior, Fernando Grande-Marlaska, alcanza el 4.

Las mejores notas son para los ministros al frente del Ejército y de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que participan en el dispositivo anti-Covid.