El Gobierno autoriza a las Fuerzas Armadas a desinfectar con procedimientos aéreos

Sanidad dice que es una de "las técnicas más eficaces porque se alcanzan todas las superficies con rapidez”. Se usarán “generadores de niebla” y no aviones o helicópteros, a pesar de que el BOE habla de “medios aéreos”

La principal misión de las Fuerzas Armadas en el marco de la “Operación Balmis” está siendo la desinfección de todo tipo de instalaciones. Lo normal es que esta tarea la lleven a cabo manualmente, como se ha visto en infinidad de residencias de ancianos (ya han actuado en más de 4.000), aunque también las realizan con drones o con un cañón de nieve adaptado que han instalado en un camión, como es el caso de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que también ha enseñado a agricultores a desinfectar sus localidades con maquinaria agrícola. Una labor que tiene previsto implementarse aún más, ya que el Gobierno, a través del Ministerio de Sanidad, ha autorizado a los militares a llevar a cabo estas tareas de desinfección con “medios aéreos”, tal y como publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Aunque en un primer momento se pensó en aviones o helicópteros para llevar a cabo esta tarea, fuentes militares aseguran a este periódico que es un error del Boletín y que la autorización no se refiere a “medios aéreos”, sino a “procedimientos aéreos”, es decir, a través de máquinas especiales “para dispersar la sustancia desinfectante por el aire”. Una especie de “generadores de niebla”, apuntan. Otras confirman que no debería haberse redactado como “medios aéreos”, sino como “técnicas aéreas”, pues se trata de “una nebulización en el aire”.

La orden publicada en el BOE autorizaba a las unidades NBQ (Nuclear, Biológico y Químico) de las Fuerzas Armadas y a la UME a utilizar biocidas autorizados por el Ministerio de Sanidad en las labores de desinfección para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Según esta disposición, “entre las técnicas más eficaces de desinfección se encuentran la utilización de medios aéreos pues a través de ellos, con técnicas de nebulización, termonebulización y micronebulización, se alcanzan todas las superficies con rapidez, evitando depender de la aplicación manual, que es más lenta, y en ocasiones no llega a todas las superficies por existir obstáculos que impiden llegar a las mismas”. Al mismo tiempo, hace hincapié en que las citadas unidades de las Fuerzas Armadas “disponen de medios personales, materiales, procedimientos y el adiestramiento suficiente para llevar a cabo desinfecciones aéreas, pues son operaciones que ejecutan regularmente, con la salvedad de que en vez de emplear productos biocidas lo hacen con otros productos químicos descontaminantes”. Un motivo por el cual, el Ministerio de Sanidad, “al efecto de mejorar y agilizar las operaciones de desinfección de todo tipo de instalaciones”, no ha dudado a la hora de autorizar a los militares para la “desinfección aérea, a través de las técnicas de nebulización, termonebulización y micronebulización”. Será, eso sí, “de forma excepcional y mientras dure el estado de alarma”.