El CGPJ critica duramente a Iglesias por cuestionar la independencia de los jueces que condenaron a Isa Serra

Reprende que un vicepresidente del Gobierno genere una “sospecha inaceptable” de parcialidad de los jueces y magistrados

Rueda de prensa del ministro de sanidad, Salvador Illa y del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias
Las críticas de Pablo Iglesias por la condena de Isa Serra le han valido un buen rapapolvo del CGPJ FOTO: Moncloa Moncloa

Las críticas del vicepresidente segundo del Gobierno por la condena a 19 meses de cárcel que le impuso ayer el Tribunal Superior de Justicia de Madrid a la diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid Isa Serra por enfrentase a la Policía en un desahucio –llegó a decir que “En España mucha gente siente que corruptos muy poderosos quedan impunes gracias a sus privilegios y contactos, mientras se condena a quien protestó por un desahucio vergonzoso”- le han merecido un muy duro reproche por parte del Consejo General del Poder Judicial, encargado de velar por la independencia de los jueces y magistrados. En un acuerdo adoptado hoy con cinco votos a favor, los del presidente, Carlos Lemes, y los vocales José Antonio Ballestero, Álvaro Cuesta, Juan Manuel Fernández, Juan Martínez Moya y Pilar Sepúlveda, y un en contra, el del vocal Rafael Mozo, el CGPJ considera que las afirmaciones de Iglesias merecen “un absoluto y rotundo rechazo, pues más allá del legítimo derecho a la crítica generan una sospecha inaceptable respecto del proceder de Juzgados y Tribunales”. Iglesias, con esas manifestaciones, no sólo pone en tela de cuestión la actuación judicial, sino que “también propaga una sospecha de falta de imparcialidad de los jueces españoles, que según él otorgarían un trato desigual y privilegiado a unos colectivos que, por su influencia y contactos, serian impunes a la acción de la Justicia”.

Unas críticas -que han secundado también algunas asociaciones de jueces- que, al margen de la gravedad de las mismas, no responden a la realidad, toda vez que es “público, notorio y reconocido” que los jueces y tribunales “han dado sobradas muestras de su independencia, imparcialidad y objetividad, cualquiera que sea la posición política o social de los enjuiciados”, como se ha puesto de manifiesto en las sentencias dictadas por corrupción en los últimos años, como las relativas al “caso Gürtel”, “Nóos” el fraude millonario de los ERE de Andalucía o las tarjetas black.

Pero, además, el Consejo entra a considerar la sentencia para dejar constancia que la condena a Isa Serra “en ningún caso” fue por un acto de protesta, sino por los delitos de atentado, lesiones y daños que el tribunal ha considerado acreditados.

Por todo ello, el CGPJ vuelve, una vez más, a apelar a la moderación, prudencia y mesura y a la responsabilidad institucional “para evitar la utilización política de la Justicia o el cuestionamiento de la independencia, la imparcialidad y la profesionalidad de los jueces y magistrados que integran el Poder Judicial, “más aún cuando se trata de pronunciamientos de miembros del Gobierno de la Nación en relación con actuaciones de los juzgados y tribunales”. Por último, el Consejo General del Poder Judicial hace un llamamiento, especialmente a quienes ostentan cargos de responsabilidad del máximo nivel, a que no menoscaben la imagen de quienes día a día velan por los derechos y garantías de que gozan todos los españoles en su condición de ciudadanos de un Estado de Derecho, recordándoles que la primera obligación de un responsable público es no contribuir al desprestigio de las instituciones democráticas y, dentro de ellas, el Poder Judicial”.