Las clases no empezarán hasta septiembre, excepto algunos colegios para poder “conciliar”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este martes que algunos colegios abrirán en la fase 2 y para celebrar la Ebau

Thumbnail

Los alumnos de 4º de Eso, 2º de Bachillerato, 2º de FP de grado Medio y Superior y último año de Enseñanzas de régimen especial podrán volver a las aulas en la fase 2 de la desescalada que ha diseñado el Gobierno con carácter voluntario y divididos en grupos de no más de 15 estudiantes.

Así lo han señalado fuentes del ministerio de Educación, que han explicado que estas medidas están supeditadas al control epidemiológico.

Según las fuentes, la reincorporación de los citados alumnos se realizará en función de la infraestuctura de cada centro "al 50% para asistencia alterna o en semigrupos paralelos".

Además, en esta segunda fase de desescalada se permitirá la apertura de los centros de Educación Especial, con asistencia también de alumnos con carácter voluntario y se plantea la apertura de las aulas de infantil hasta los 6 años para las familias que acrediten que los progenitores tienen que realizar un trabajo presencial sin posibilidad de flexibilización y siempre con limitación de aforo.

En esta segunda fase, los centros prepararán programas de refuerzo educativo a desarrollar en el centro para los alumnos no mencionados anteriormente.

Según las fuentes, durante la fase 0 de desescalada se fomentará la educación on line o a distancia y en la fase 1 los centros educativos abrirán para su desinfección, acondicionamiento y el trabajo administrativo y preparatorio de los docentes y personal auxiliar.

Asímismo, se establece la apertura de universidades para su desinfección, acondicionamiento y para gestiones administrativas y de investigación, así como la de los laboratorios universitarios.

“El curso escolar comenzará en septiembre”, ha dicho Sánchez descartando la posibilidad de que los estudiantes pudieran regresar al menos unos días a sus clases este curso, un anhelo que mantenía la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá. El presidente ha concretado que en la fase 2 del plan de desescalada se permitirá que estudiantes que necesiten clases de refuerzo puedan acudir a los centros educativos, cerrados desde el pasado 16 de marzo por el decreto del estado de alarma. También para los alumnos de Educación Infantil para facilitar la conciliación familiar, cuando ambos padres trabajen y no tengan posibilidad de acudir a la familia porque “los abuelos son un colectivo vulnerable para el coronavirus”, éstos podrán acudir a algunos centros escolares que se abrirán de forma excepcional para que los padres puedan “conciliar la vida laboral con la familiar”.. Además, Sánchez ha mencionado otra excepción en el ámbito educativo: la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), la antigua Selectividad, que se celebrará del 22 de junio al 10 de julio de forma presencial en aulas de universidades de toda España.

También destacó Sánchez que “plantearemos” a la Federación Española de Municipios y Provincias que “refuerce actividades” para los niños, medidas “encaminadas a fomentar la conciliación”. En este contexto escolar dijo con rotundidad que “la prueba Ebau se celebrará para los miles de jóvenes de este país” que tienen que examinarse.