La reforma de la Ley de Memoria del PSOE impide retirar las medallas a “Billy el Niño” tras su muerte

La Proposición de Ley registrada en el Congreso en enero señala en su artículo 12 que "no procederá la revocación cuando el beneficiario de la recompensa hubiera fallecido”.

El exinspector Juan Antonio González Pacheco, "Billy el Niño"(d), a la salida de la Audiencia Nacional

Tras el fallecimiento de Antonio González Pacheco, más conocido como “Billy el Niño” y acusado de torturar como responsable de la Policía política durante la dictadura de Franco, se ha reabierto el debate en torno al hecho de que mantuviera a día de hoy las medallas y condecoraciones concedidas por el Estado. Según una investigación realizada por El País, González Pacheco mantenía cuatro distinciones, concedidas entre 1972 y 1982, que suponían un plus de un 50% en su pensión. En los últimos años, varios partidos políticos, especialmente Unidas Podemos, había exigido la retiradas de estas condecoraciones. Hoy, tras concretarse su fallecimiento por coronavirus a los 73 años, han sido varios los dirigentes políticos que han exigido que se le retiren a título póstumo.

Se da la circunstancia, sin embargo, que la única proposición de ley que permitiría la retirada de estas medallas veta esta posibilidad cuando el condecorado ha fallecido. Se trata de la Proposición de Ley de Memoria Histórica y Democrática que el grupo parlamentario del PSOE registró en el Congreso el pasado mes de enero nada más arrancar la legislatura y que es prácticamente idéntica a la registrada en el primer mandato de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Esta iniciativa dedica un artículo, el número 12, a la “retirada de recompensas previstas en la Ley 5/1964, de 29 de abril, sobre Condecoraciones Policiales, y de la Ley 19/1976, de 29 de mayo, sobre creación de la Orden del Mérito del Cuerpo de la Guardia Civil”. Su contenido fue elaborado precisamente pensando en la situación de “Billy el Niño” y otras personas condecoradas por razones similares. Ese artículo recoge la posibilidad de que estas “recompensas” puedan ser revocadas, a instancias del Ministerio del Interior, siempre que la persona en cuestión haya “realizado actos u observado conductas manifiestamente incompatibles con el ingreso en la Orden del Mérito Policial o en la Orden del Mérito de la Guardia Civil, así como cuando, con posterioridad al ingreso en dichas órdenes, hubiese realizado actos u observado conductas manifiestamente incompatibles con su permanencia en ellas”.

El texto de la proposición de ley del PSOE establece que la revocación de las condecoraciones o recompensas, además, determinará también “la pérdida de los derechos anejos correspondientes, incluso los económicos, y producirá efectos a partir de la notificación de la resolución que la declare”. Es, sin embargo, el final de este artículo 12 el que de aprobarse la iniciativa socialistas en su redacción actual el que impediría a cualquier gobierno retirar cualquier clase de distinción a González Pacheco al señalar que “no procederá la revocación cuando el beneficiario de la recompensa hubiera fallecido”.