Lastra asegura que Moncloa sabía lo que estaban negociando con Bildu

La portavoz reconoce que se informó “por los canales habituales” de los contactos con los abertzales y que se lanzó la nota aclaratoria “porque se estaba malinterpretando” el pacto

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ayer durante el debate del estado de alarmaBallesterosEFE

La portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, es la firmante del acuerdo de la polémica con EH Bildu y Unidas Podemos en el que se refieren a la derogación “íntegra” de la reforma laboral. Un “patinazo” como lo definen directamente en el Gobierno y del que responsabilizan a la diputada asturiana, encargada de pilotar las negociaciones parlamentarias para salvar la prórroga. Sin embargo, la portavoz ha asegurado hoy en una intervención telefónica en La Sexta que Moncloa estaba al tanto del contenido de estas conversaciones. “Los canales habituales sabían que estábamos en contacto con Bildu en base al acuerdo de investidura”, ha señalado. No obstante, en dicho acuerdo no figura que la derogación de la refoma laboral sea “íntegra”.

Lastra ha explicado que la nota aclaratoria se emitió “cuando vimos que se estaban malinterpretando” el contenido del pacto, una rectificación en la que sí se elimina el carácter integral de la derogación. La portavoz socialista ha reconocido que el acuerdo con Bildu se cerró a espaldas de los partidos que dieron su apoyo al PSOE para aprobar la prórroga del estado de alarma, tales como PNV y Ciudadanos, y se ha justificado señalando que “no informo a los demás grupos de lo que pacto con otros”. También ha revelado que Bildu tampoco conocía que los socialistas emitirían una rectificación, matizando la literalidad de lo acordado.

Lastra ha lamentado el malestar generado en la Patronal y los sindicatos por esta cuestión -"no era nuestra intención, ha dicho- y ha asegurado que cualquier modificación de la normativa laboral se evaluará y llevará a cabo en el marco de la mesa de diálogo social que el Gobierno ha impulsado con los agentes sociales. “Para nosotros el diálogo social es importante”, ha destacado. En todo caso, la portavoz ha señalado la imposibilidad de que se tumbe en su totalidad la reforma laboral porque esto implicaría “dejar en blanco el Boletín Oficial del Estado" ante la dificultad de armar una ley integral.