Crece la violencia: rompen la mandíbula a un hombre en Madrid y amenazas en nombre de ETA en Pamplona

Dos detenidos en la concentración de protesta frente a la sede del PSOE en la calle Ferraz

PROTESTAS EN LA SEDE DEL PSOE DE PAMPLONA
Protesta en Pamplona.Eduardo Sanz / Europa PressEduardo Sanz / Europa Press Eduardo Sanz / Europa Press

Una persona que había participado en una concentración contra el Gobierno en Madrid sufre rotura de mandíbula a causa de los golpes sufridos por individuos, se supone que, de ultraizquierda, que le persiguieron por la calle. En Pamplona, en un hecho similar, un matrimonio fue perseguido por la calle por elementos abertzales que les amenazaron en nombre de ETA. Fuentes conocedoras del asunto señalan a LA RAZÓN que, aunque todavía no son muchos, van creciendo los incidentes por parte de grupos que se oponen a dichas concentraciones.

En la capital de España, la dotación de una Unidad Intervención Policial (UIP) observó, en la calle Hacienda de Pavones, cómo dos personas eran perseguidas por otros con el fin de alcanzarles. Al ver a los agentes, se dirigieron a ellos para pedirles auxilio y les manifestaron que acababan de participar en una concentración y los individuos les habían agredido. El hombre llevaba la cara ensangrentada y fue trasladado al hospital Gregorio Marañón, donde se le diagnosticó rotura de mandíbula, de la que tendrá que ser intervenido en los próximos días. Los agresores se dieron a la fuga.

En Pamplona, se produjeron dos incidentes. Una pareja que había participado en una concentración contra el Gobierno y llevaban, ya guardada, una bandera española, fue seguida por un grupo de supuestos proetarras. Se aproximaban hasta ellos y les decían al oído: “Gora ETA” mientras continuaban la persecución y las amenazas.

En la capital navarra, un representante de Vox presentó una denuncia en la Jefatura Superior de Policía ya que en su cuenta de instagram había amenazas en las que anunciaban que le iba a pasar lo que ocurría en los años 80 cuando ETA cometía atentados. “Cuando se ponían bombas y se mataba”.

Asimismo, colgaron un vídeo de las últimas concentraciones a efectos de identificar a los participantes en las mismas e identificarlos para posteriores amenazas u otro tipo de acciones delictivas.

Por lo que se refiere a la asistencia a las concentraciones, la cifra de ayer fue similar. En Madrid hubo 5.000 asistentes. Dos personas fueron detenidas en la calle Ferraz, en las proximidades de la sede del PSOE, por resistencia y desobediencia a la autoridad.

Crece el número de poblaciones que en España se suman a las concentraciones. Al menos en dos de ellas, Pamplona y Cartagena, hubo grupos de contramanifestantes.