Guardias civiles se querellan contra Alberto Garzón y el mosso d’Esquadra Alberto Donaire

La Unión de Oficiales asegura que defenderá el honor del Cuerpo “hasta donde sea necesario y pese a quien le pese”

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante el pleno del Congreso el pasado miércoles. EFE/Ballesteros POOLBallesterosEFE

La asociación de Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO) ha presentado dos nuevas querellas. Una de ellas va dirigida contra el ministro de Consumo, Alberto Garzón, por sus declaraciones en las que aseguró que puede que “haya elementos reaccionarios dentro” de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que “asuman como propio el discurso que invita al golpe del Estado” que alienta la “derecha política”. Por ello, retan a Garzón desde la UO a que si tiene esa información de algo tan grave "ponga los nombres sobre la mesa”. Destacan que lo dicho por el ministro de Consumo es de “tal gravedad” que les obliga a ponerlo en manos de la Justicia por el “daño que ocasiona” tanto a la Guardia Civil como institución y a cada uno de los miembros que lo integran.

La segunda querella que ha interpuesto la Unión de Oficiales va dirigida contra el mosso d`Esquadra Alberto Donaire -mosso indepenentista- por atribuir a los guardias civiles con “abusos policiales”, que están “inventando sus atestados” o que “cobran por dar palizas”.

Estas querellas se suman la ya presentada por la asociación de guardias civiles contra Jaume Roures quien también aseguró que la Guardia Civil “tortura y manipula sus informes”.

Dicha asociación de oficiales de la Guardia Civil asegura que no permanecerán impasibles contra los ataques que les calumnian con la idea de instaurar en la opinión pública un falso relato “haciendo creer que la Guardia Civil altera y manipula sus informes con fines políticos”. Destacan que en esta denuncia no esperan ni a la Fiscalía ni tampoco a la Abogacía del Estado “pero esta asociación profesional cada día es más sólida y fuerte”, destacan y aseguran que van a estar en primera línea defendiendo la imagen de la Guardia Civil y su honorabilidad y la de los que la integran.