Interior acerca al País Vasco a los etarras que intentaron asesinar a Barrionuevo y Matilde Fernandez y al que ordenó el secuestro de Ortega Lara

La AVT denuncia la “hoja de ruta” del Gobierno de acercar a presos con delitos de sangre

El Ministerio del Interior ha acercado a otros cuatro presos de la banda terrorista ETA a prisiones próximas al País Vasco. Entre los etarras “beneficiados” por esta medida se encuentran Balbino Sáez Olarra, condenado a 108 años de prisión por el intento de asesinato de los ex ministros socialistas José Barrionuevo y Matilde Fernández, y el atentado fallido contra dos furgones policiales, así como Julián Achurra ‘Pototo’ fue condenado a 32 años de prisión por, entre otros delitos, ordenar y proporcionar el dinero y el material necesario para el secuestro de Ortega Lara. Los otros dos reclusos de la banda que cambiarán de prisión serán Asier Mardones, fue condenado a 74 años de prisión como autor del atentado que se produjo el 14 de septiembre de 2003 en el Alto de Herrera (Álava), en el que murió el también terrorista Arkaitz Otazua y resultaron heridos dos miembros de la Ertzaintza, y Asier Rodríguez López, fue condenado a 22 años y seis meses de prisión a por intentar asesinar a dos miembros de la Ertzaintza mediante el lanzamiento de cócteles molotov dentro del vehículo que conducían.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo ha vuelto a criticar estos acercamientos de presos de ETA, lo que califica dentro de la “hoja de ruta de acercar presos de la banda terrorista ETA con delitos se sangre” que ha emprendido el Gobierno de Pedro Sánchez. Pero, en esta ocasión, además, con el “agravante” de que no consta que ninguno de ellos haya colaborado con la Justicia, ni que se hayan desvinculado de la organización terrorista ETA, ni que hayan deslegitimado su actividad criminal, ni que hayan condenado el uso de la violencia, y ni que hayan aceptado la legalidad penitenciaria. Además, “los cuatro presos tienen pendiente por cumplir aproximadamente más de la mitad de la condena a la que fueron sentenciados”, según sostiene la AVT.

El etarra Balbino Sáez Olarra, que será traslado de Valencia a la prisión de Valladolid, ingresó en prisión el 22 de junio de 2010 y cumplirá las tres cuartas parte de la condena en octubre de 2024. La Junta de Tratamiento de la cárcel de Picassent propuso que se le aplicase el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario y su traslado a la prisión de Valladolid.

Por su parte, Asier Mardones Lleva 16 años en prisión y le quedaría casi la mitad de pena por cumplir, según la AVT. Ingresó en prisión en julio de 2004 y cumplirá las tres cuartas partes de la condena, cuando podrá acceder a la libertad condicional de 2023.

Asier Rodríguez López será trasladado desde la prisión de Granada a al de Soria. Cumplirá las tres cuartas partes de la condena en octubre de 2025. La Junta de Tratamiento propuso la clasificación del 100.2 a su clasificación de primer grado penitenciario.

Julián Achurra ‘Pototo’, además de su condena por ordenar el secuestro de Ortega Lara, también condenado a otros 46 años de prisión por dos atentados frustrados contra una casa cuartel de la Guardia Civil y un agente de la Guardia Civil, en julio y agosto de 1986, respectivamente. Lleva en prisión desde el 28 de noviembre de 2013 y le queda más de la mitad de pena por cumplir. Será trasladado de la prisión de Cádiz a la de Aranjuez.

La AVT ha expresado su “total rechazo por esta hoja de ruta de acercamientos de presos etarras con delitos de sangre” a los que no se les exige la colaboración con la Justicia “ni ningún tipo requisito”