Rosa Díez denuncia ante el Supremo al Gobierno y a Fernando Simón por prevaricación

La ex presidenta de UPyD insiste en que no tomaron las medidas adecuadas para evitar más contagios

Rosa Díaz, la ex líder de UPyD, ha anunciado en sus redes sociales que ha presentado ante el Tribunal Supremo un documento de denuncia contra “los miembros del Gobierno y Fernando Simón por un delito de prevaricación omisiva”. La política les acusa de “no haber ordenado” desde el principio “el uso de mascarillas”.

Esta tarde, la ex dirigente de UPyD, ha colgado en sus redes sociales el documento que demuestra que ha emitido una denuncia contra el Gobierno de Pedro Sánchez y el Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. En la denuncia, en la que no ha censurado sus datos personales, como DNI y domicilio, y expone que ya interpuso una denuncia el pasado 8 de junio ante la Fiscalía General del Estado “al amparo de lo dispuesto en el artículo 264 LECrim” por si los hechos que detalla pudiera constituir “delito de prevaricación en su modalidad omisiva”. Esgrime la tardanza en considerar obligatorias las mascarillas “ni haberse limitado todavía más la libertad de movimientos en caso de no poder abastecerse de las mismas”. A su juicio, el criterio de obligatoriedad de las mascarillas solo se puso de manifiesto cuando el Gobierno pudo garantizar el suministro de las mismas pero no antes, “poniéndose por tanto en grave riesgo a todos los ciudadanos, lesionando su derecho fundamental a la salud por motivos políticos”, alega.

En el documento remitido a la Fiscalía, Díez denunciaba que no se ordenara el uso obligatorio de mascarillas “como forma eficaz de evitar el contagio con anterioridad al 20 de mayo”, con la excusa de salvar el prestigio del Gobierno y facilitar “mayor restricción en los movimientos”. Se trata de un renovado intento por continuar con la demanda expresada el pasado 8 de junio, en el que explicaba que al no tratarse de “una catástrofe natural”, se podría haber frenado su expansión de haberse tomado “las medidas necesarias”. La dilatación en el tiempo de la recomendación de las mascarillas podría haberse utilizado para conseguir más existencias, pero Díez asegura que el Gobierno y Simón no utilizaron “los meses previos para abastecerse”.