Don Juan Carlos lleva 400 días apartado de la agenda oficial

La Casa del Rey ha intentado levantar un cortafuegos cuyo último paso ha sido la renuncia a la herencia

El Rey Don Juan Carlos, en una imagen de archivo
El Rey Don Juan Carlos, en una imagen de archivo

El último acto público de Don Juan Carlos fue el 2 junio de 2019, cuando, seis días después de anunciar que hacia efectiva su retirada de la vida pública, asistió en Aranjuez a una corrida de toros en homenaje a su madre, María de las Mercedes, condesa de Barcelona y esposa de Don Juan de Borbón. Hay se cumplen 400 días. No se trató de una despedida oficial sino de un acto de carácter privado cuando se cumplían 5 años del anuncio de su abdicación. Esta fecha supuso la culminación práctica de un proceso que Zarzuela llevaba a cabo desde hacía meses para apartar paulatinamente a Don Juan Carlos, con su plena cooperación, de sus funciones públicas. De hecho fueron tan solo cinco actos públicos los que el padre del actual Rey realizó en 2019, cuando desde su abdicación venía haciendo una media de 25. El año que más actividades oficiales desarrolló fue de hecho 2017 con 29 actos. En 2018 bajaron a 22 y, como se apuntó, en 2019, el año en el que abandonó su actividad oficial, se pudieron contar con los dedos de mano: fueron la entrega del Premio de Economía Rey Juan Carlos, la presentación del cartel de la Feria de San Isidro, la entrega de credenciales al embajador del Camino de Santiago y dos espectáculos públicos (la final de la Champions entre el Real Madrid y el Liverpool y una corrida de toros). A estos actos habría que añadir el funeral por el Gran Duque Jean de Luxemburgo y el de Alfredo Pérez Rubalcaba. Finalmente, la última cita privada en la que se pudo ver a Don Juan Carlos fue el entierro de su hermana, la Infanta Doña Pilar el 10 de enero de este año.

Por su fuera poco este paulatino distanciamiento culminó con la decisión de Felipe VI, el pasado 15 de marzo, de renunciar a la herencia que le pudiera corresponder de su padre y a retirar a Don Juan Carlos su asignación con cargo a los presupuestos del Estado. El movimiento se tomó ante la seguridad de que estaba por producirse un goteo de titulares a cuenta del cobro de comisiones del AVE saudí cuyo enésimo capítulo vimos ayer.

Poco puede sorprender a los lectores de este diario la aparición de estas informaciones. El pasado 19 de junio, con motivo del sexto aniversario de la proclamación de Felipe VI en Cortes, LA RAZÓN publicó que diversas formaciones políticas y sectores mediáticos persistirían en su estrategia de erosión de la Corona para lograr un cambio de régimen: «Todo hace pensar que puede producirse un ataque frontal en cualquier momento».