Dos detenidos por altercados en un mitin de Vox en Barakaldo

Los radicales arrojaron objetos contundentes, tornillería y quemaron contenedores para boicotear el acto de Ortega Smith y Olona

La amenaza, el hostigamiento y el boicot contra los mitines de Vox no cesa. Un grupo de radicales trataron de impedir el mitin que el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith y la portavoz adjunta del partido, Macarena Olona llevaban a cabo junto al candidato de la formación por Vizcaya al Parlamento vasco, Niko Gutiérrez.

Ocurrió en la plaza Bide Onera, de localidad de Baracaldo (Vizcaya), cuando antes de iniciarse el mitin, sobre las 18:45 horas, un gran número de personas se concentraban frente a los dirigentes de Vox, exhibiendo pancartas antifascistas, a favor de los refugiados y de colectivos feministas y LGTBI, al tiempo que coreaban lemas en contra de los de Abascal. Los de Abascal, ya indicaron que en realidad, son radicales de extrema izquierda los que están detrás del boicot de sus actos.

Durante el acto, la Ertzaintza cargó contra los manifestantes que han arrojado objetos contundentes, tornillería, y han cruzado y quemado varios contenedores. Dos personas han sido detenidas en Barakaldo, acusadas de desórdenes públicos durante los altercados y enfrentamientos con la Ertzaintza, informa Ep.

La Ertzaintza custodiaba el espacio donde se desarrollaba el acto electoral impidiendo así que pudieran acercarse a los dirigentes de Vox. En los balcones, los vecinos exhibieron numerosas ikurriñas e incluso algunos en la calle afearon a los dirigentes del partido que lidera Santiago Abascal que estuvieran allí.

Pero eso no ha impedido que Ortega Smith y Macarena Olona celebraran su acto de campaña en el que han lanzado vivas a la Guardia Civil y han agradecido “la labor de protección” de la Ertzaintza. Además, en un momento de su discurso han exhibido un cartel por el acercamiento de los presos de ETA a las cárceles vascas y, tras darle la vuelta, han procedido a romperlo.

El secretario general de Vox, Ortega Smith aseguró que cada voto que reciba Vox el 12 de julio será en honor de todas las personas que llevan décadas sufriendo el nacionalismo. Por su parte, Olona afirmó que “no hay derecho a que por defender nuestra tierra y nuestras ideas tengamos que estar sistemáticamente encerrados y escoltados”. “En el País Vasco rige una dictadura, una ley del silencio”, subrayó.

A las 19:55 horas, continuaban las carreras en torno a la Plaza de los Fueros de Barakaldo. En las calles adyacentes, los radicales proseguían volcando contenedores, y lanzando botellas y tuercas contra los agentes de la Ertzaintza.

Mítines sin libertad

El partido que lidera Santiago Abascal no ha podido llevar a cabo sus mitines de campaña con libertad. En precampaña el partido impulsó un manifiesto por unos comicios en libertad instando al resto de formaciones a sumarse a él, aunque no tuvieron respuesta. Tanto en Galicia como en País Vasco se han topado con el hostigamiento. En Sestao (Vizcaya) llegaron a acorralarles y la diputada Rocío de Meer fue agredida por el impacto de una piedra que le arrojaron y le golpeó en una ceja. Sin embargo, algunos como el diputado de Podemos, Pablo Echenique se burló de lo ocurrido diciendo que era “ketchup”. Ante esto, el líder de Vox, Santiago Abascal respondió haciendo público el parte médico de dicha agresión.

Para Vox en estos comicios vascos solo hay dos opciones: “Estar con los que defendemos a las víctimas o estar con los que no las respetan y las silencian”. Subrayan que el partido “no tiene miedo, ni lo ha tenido ni lo tendrá” y que los votantes de Vox representan “a la España que ha elegido la libertad y el derecho a disentir”.