Pablo Iglesias asume el batacazo: “Hemos sufrido una derrota sin paliativos”

El vicepresidente reconoce que "toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores"

Batacazo sin precedentes para el partido morado en la noche electoral. Podemos desaparece en Galicia, donde en 2016 obtuvo 14 escaños y se desploma en País Vasco, con cinco escaños menos en cuatro años. Continúa la sangría de votos que comenzó el pasado 26-M. Era la primera prueba electoral para el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, tras llegar a La Moncloa hace justo seis meses.

Unos resultados que han sido valorados de inmediato por parte del también líder morado. Según ha reconocido en sus redes sociales, su espacio político ha sufrido “una derrota sin paliativos” en las elecciones vascas y gallegas. Ahora, asume, “toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores”, ha reflexionado.

“Nuestro espacio político ha sufrido hoy una derrota sin paliativos. Perdemos buena parte de nuestra representación en el Parlamento Vasco y quedamos fuera del Parlamento de Galicia. Nos toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido”, escribió Iglesias en el mensaje de más contenido del hilo. En el mismo mensaje agradeció “todo el trabajo y el esfuerzo” a sus dos candidatos, Antón Gómez-Reino y Miren Gorrotxategi, así como a su militancia. “Se han dejado la piel en unas campañas muy difíciles en las que los resultados, evidentemente, no han sido los deseados”, reconoció.