Urkullu gana las elecciones en País Vasco y PP+Cs y Podemos se desploman

El PNV volvería a gobernar pero necesita al PSE-EE para tener la mayoría absoluta, mientras que los de Casado y Arrimadas no rentabilizan la suma y Vox irrumpe con un escaño

Como era esperado, sin alternativa al PNV en el País Vasco. Íñigo Urkullu es el vencedor de las elecciones autonómicas, continúa teniendo la llave en la Ajuria Enea, siempre que reedite su pacto electoral con el PSE-EE. Los nacionalistas vascos obtienen 31 escaños, tres más que en los comicios de 2016.

El PSE escala a tercera fuerza, superando a la marca blanca de Podemos, y se queda con 10 escaños, uno más que hace cuatro años. El escaño que suman es por Álava, donde pasa a tener tres. Al PSOE no le perjudica, sin embargo, la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez durante el coronavirus, mientras que son Elkarrekin Podemos los que sí la sufren, que se quedan como cuarta fuerza en el parlamento autonómico y pierden seis escaños respecto a 2016. Pierden dos escaños en cada provincia, con estos datos se esfuma la idea del tripartito deseada por Pablo Iglesias junto al PSE y Bildu. Aunque, los números darían para esta fórmula por la subida de Bildu, que continúa como segunda fuerza con 22 escaños, tres escaños más. Sin embargo, la candidata socialista, Idoia Mendia ha asegurado que no se abrirá a negociar un tripartito.

La gran expectativa de la noche era la coalición PP-Ciudadanos, que no logra arrancar electoralmente. Esta era la gran expectativa de Pablo Casado y de Inés Arrimadas, el laboratorio de pruebas para comprobar sí era posible la fórmula de la coalición. Obtiene cinco escaños, mientras que hace cuatro años el PP en solitario lograba nueve. La pinza no rentabiliza a nivel nacional a Pablo Casado y a Inés Arrimadas y se quedan como quinta fuerza en el parlamento vasco. La sorpresa la da Vox que entra con un escaño por Álava, precisamente la cuna de su líder Santiago Abascal. Uno de los escaños que pierde la suma PP y Ciudadanos lo recoge Vox.

Queda acreditado que al PNV, sumando tres escaños más que en 2016, no le pasa factura ni la gestión de la pandemia, ni el escándalo por el vertedero de Zaldibar, a comienzos de año. El PNV se consolida también como socio de Gobierno en el Congreso de los Diputados, un vaticinio de que hará valer sus seis escaños para futuras negociaciones, como la próxima cita con los Presupuestos Generales del Estado.

Resultados País Vasco