Villarejo: “Ahora es Podemos quien decide lo que se persigue o no con la complicidad de parte de la Fiscalía”

El ex comisario dice que los ataques al Rey emérito por “la jauría de hienas que le acosan” demuestran que mantenerle a él “amordazado” y en prisión “no sirve para mucho”

El ex comisario José Manuel Villarejo (cuarto por la dcha.), junto a la cúpula policial tras ser condecorado en 2009La Razón

José Manuel Villarejo vuelve a la carga contra Podemos. El comisario jubilado asegura en un comunicado hecho público hoy que es la formación morada la que en estos “con la complicidad de parte de la Fiscalía”, y con “el vacío pretexto de cumplir la ley”, decide “lo que se filtra, lo que se publica y, por tanto, lo que se persigue o no” en el “caso Tándem” que le mantiene en prisión provisional desde noviembre de 2017.

Para el ex mando policial “resulta muy llamativo que tanto en julio de 2018 como ahora, dos años después, se filtren oportunamente” las conversaciones que mantuvo con Corinna Larsen en 2015 y que él mismo grabó, “utilizándose a conveniencia, coincidiendo con los rumores sobre mi posible puesta en libertad”. Y sobre todo, en un momento en el que “por ensalmo ha desaparecido de la escena política, o casi, el falso robo del teléfono de la jovencísima Dina y los amoríos de Ironman, tan poco edificantes”, añade en referencia a Dina Bousselham, ex asesora de Pablo Iglesias -a quien define como “un vicepresidente con temporizador”- y al fiscal Anticorrupción Ignacio Stampa, investigado por su relación con la letrada.

“¿Debe conformarse la opinión pública en democracia -se pregunta- con este goteo interesado, olvidándose de la raíz y la verdad del 23-F, los GAL, el 11-M, el caso Faisán, la eliminación de personas incómodas... de tantos asuntos que los distintos gobiernos me encargaron ir limpiando?”.

Villarejo asegura que la causa judicial en la que está investigado “la inició un insensato que pergeñó una denuncia anónima y que fue engañado por unos avispados podemitas que interpretaron, en su ceguera ética, que todo se reduciría a ir en mi contra” en una “operación controlada que no provocaría ningún otro daño colateral”.

Él, subraya, ya advirtió el mismo día de su detención del “riesgo” que suponía sacar a la luz sus archivos personales, “que sabía que podían desestabilizar al Estado”, algo que a la larga, añade, ha propiciado “la peor y más amarga jubilación” a Don Juan Carlos. Por este motivo entiende que “no sirve para mucho” mantenerle “amordazado y en prisión”.

Felipe González, “verdadero hombre de estado”

En el escrito, el ex mando policial sale al paso de las declaraciones efectuadas el pasado viernes, en una entrevista a RTVE, el ex presidente del Gobierno Felipe González, quien pidió respeto a la presunción de inocencia del Rey emérito y que no se diese por bueno “lo que diga un policía corrupto o una señora tal”, en alusión al propio Villarejo y a Corinna.

“En el fondo de mi ser, no me siento aludido ni por los epítetos del presidente González ni por los que en su día me dedicó la actual fiscal general del Estado”, dice. “Conozco la verdadera opinión que ambos tienen sobre mí y que oí de sus propios labios durante mucho tiempo”.

De hecho, dice con ironía, comprende que el ex presidente “no tuviera más remedio que calumniarme, olvidando mi presunción de inocencia, ya que con ello reforzaba su argumentación en favor de la Corona”. Y ensalza su “coraje” de “político de raza” y “verdadero hombre de Estado” por haber sido, subraya, “el único que ha defendido al Rey emérito de la jauría de hienas que le acosan, recordando lo mucho que todos los españoles le debemos, como sociedad y como nación”.

Villarejo asegura que, desde que conoció a González en la década de los setenta del pasado siglo, le prestó “en muchas ocasiones” su apoyo siempre que se lo solicitó, entre otras cuestiones “para solventar los errores que otros cometieron en el ‘caso GAL’, o, recientemente, cuando necesitó de mis servicios por sus intereses en Suramérica”.