El PSOE asegura que “ni mucho menos” estamos en una “situación parecida” a antes de la pandemia

En Ferraz resaltan que entonces no teníamos "ni los medios ni los conocimientos" que tenemos ahora y se recuerda que se ha regado con fondos a las CC AA para "reforzar sus atribuciones"

El auge de los rebrotes en España, que ha provocado que algunos países hayan impuesto una cuarentena a los viajeros que llegan de nuestro país, ha supuesto un mazazo para el turismo y causa una honda preocupación en el Gobierno y también en el PSOE. Por ello, tanto desde Moncloa como desde Ferraz se ha intentado hoy trasladar un mensaje de tranquilidad, reivindicando que la situación sanitaria está bajo control.

Así lo ha hecho la presidenta del Partido Socialista, Cristina Narbona, después de la reunión de la Ejecutiva del PSOE que ha tenido lugar hoy de manera telemática. Narbona ha señalado que “ni mucho menos” estamos “en una situación parecida a antes de la pandemia”, como así lo trasladarían los datos de contagios. La presidenta de la formación ha reivindicado que entonces no teníamos “los medios ni los conocimientos” que tenemos ahora, y ha exhibido la gran cantidad de pruebas PCR que se han realizado, cuatro millones, y que el 60% de los diagnosticados son asintomáticos.

Tanto en el Gobierno como en el PSOE encuadran los rebrotes dentro de lo “previsible” en la evolución de una pandemia para la que todavía no hay vacuna y se considera que los mecanismos de detección precoz están siendo eficaces para controlarlo. Sin embargo, tanto desde Moncloa como desde Ferraz se mira a las comunidades autónomas en la gestión que están haciendo ahora que las competencias están transferidas y que “la responsabilidad es de cada autonomía”.

En este sentido, se recuerda que el Estado hizo una movilización de recursos nunca vista, una inyección a fondo perdido de 16.000 millones para que las regiones combatieran el virus y para “reforzar sus atribuciones” y algunas de los datos “no son satisfactorios”, como por ejemplo el número de rastreadores contratados. “El Gobierno no tiene nada que ver en esto, más allá de ofrecer recursos”, ha señalado Narbona.