Moncloa insiste en la “obligación” de acudir a la Conferencia de Presidentes y anuncia reuniones mensuales en el futuro

Desde el Gobierno aseguran que "no hay justificación para no asistir" en respuesta a la petición de presidentes como Torra o Díaz Ayuso de participar telemáticamente

El Gobierno da máxima prioridad a la asistencia “presencial” a la Conferencia de Presidentes que tendrá lugar este próximo viernes día 31 de julio en La Rioja. Varios son los líderes territoriales, como el de Cataluña, Quim Torra, o la de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que han pedido participar telemáticamente o incluso el lendakari Iñigo Urkullu que mantiene su decisión de no acudir, mientras el Gobierno no convoque la Comisión Mixta del Concierto Económico Vasco.

En este sentido, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que se trata de una “reunión importante” con un “orden del día de interés” que “justifica la presencia de todos”. “Se ha organizado presencial y es lo obligado. No hay justificación para no asistir”, ha destacado, puntualizando que sería “una falta de respeto” a los presidentes que sí van a acudir. Montero ha señalado que “no encuentra motivos” para que ningún líder se ausente y que “los ciudadanos catalanes o madrileños no entenderían que no se acuda” y ha destacado que “parece conveniente” que la del viernes sea presencial, teniendo en cuenta que las anteriores han sido “telemáticas”.

En la reunión del viernes, Pedro Sánchez analizará junto a los líderes autonómicos la situación sanitaria del país, así como el plan de recuperación aprobado en Bruselas. Además, se ha anunciado por parte de la portavoz que el Gobierno tiene intención de celebrar en el futuro este tipo de reuniones con una frecuencia mensual, ya sea de forma telemática o presencial, en función de las circunstancias epidemiológicas.