Concha Andreu: «Hemos de trabajar con lealtad porque la economía irá a peor»

En una entrevista con LA RAZÓN, la presidenta de La Rioja asegura sobre el Fondo de Reconstrucción que "hay que priorizar en función de necesidades y no de caprichos electorales"

Concha Andreu, Presidenta de La Rioja.
Concha Andreu, Presidenta de La Rioja.Susana CampoLa Razón

Concha Andreu –Calahorra 1967– pretendía descansar después de una intensa semana –otra más– pero acudió a su despacho para realizar la entrevista con LA RAZÓN porque la tranquilidad familiar estaba truncada por la Play con la que jugaba su hijo. Quiere ser optimista, pero toca de pies en el suelo quizás influida por su profesión de enóloga. Pide lealtad y trabajo ante una economía que irá a peor.

–¿Por qué en La Rioja?

–En la 14 videoconferencia se decide que la siguiente reunión sea presencial. Aproveché mi intervención para proponer mi tierra y un lugar, San Millán, donde se realizó una cumbre de presidentes en 1992, y repetimos la foto 28 años después en misma escalera real. Hemos repetido la historia.

–Torra dice que no fue porque la conferencia era postureo

–Noooo. En absoluto. No ha coincidido en esto ni con los presidentes del PP. Hubo buen ambiente y el presidente estuvo franco en sus explicaciones.

–Es como la tranquilidad antes de la batalla del «que me toca a mí»

–Correcto. Una parte de los fondos serán para compensar los gastos sanitarios y la otra serán fruto de proyectos. No serán cupos por habitante o por superficie, serán proyectos que deberán ser ejecutados y capaces de generar riqueza porque a partir del 2026 vamos a tener que pagar una inmensa deuda como país. Y solo se podrá pagar si creamos riqueza.

–La veo encantada con el modelo de cogobernanza del presidente Sánchez

–Porque es sincera y honesta, hay entendimiento, a pesar de las dificultades porque todos pensamos que tenemos razón porque tenemos muchas necesidades. Todos vamos a barrer para casa, pero hemos salido reforzados. Se repartirá el dinero de la mejor manera posible, porque los problemas son comunes. Por ejemplo, en la reunión todos reconocimos el problema de la vuelta a las aulas y de la necesidad de un plan de contingencia. Este mes nos sentaremos a hablar de esto porque es un problema común.

–¿No empezó la conferencia con un País Vasco con ventaja con respecto al resto?

–La Rioja lleva años de desventaja con respecto al modelo fiscal vasco o navarro. Ahora toca exigir para crecer. No exigir por exigir. No nos podemos comparar a los que tienen esas ventajas forales. Lo que debemos hacer es defender nuestros proyectos y lo que en justicia nos merecemos. Lo he hecho desde la llegada al Gobierno, y hoy La Rioja tiene la mayor inversión en infraestructuras de la historia. 120 millones de euros de inversión. Ahora me toca defender mis proyectos. El más destacado la Ciudad del Envase. Tenemos las empresas más punteras, y queremos crear un proyecto de futuro, invertir para que todas ellas puedan ampliar sus instalaciones al amparo de un gran centro de investigación.

–¿Tras el acuerdo con Euskadi, no cree que todos los presidentes van a aumentar sus exigencias?

–No salió el tema en la Conferencia. En La Rioja pediremos lo que necesitamos, luego recibiremos según el equilibrio de reparto. No lo dude, seremos exigentes. No por capricho, sino puntualizando las necesidades.

–Si todos exigen, el dinero no dará para todos

–Hay que priorizar en función de necesidades y no de caprichos electorales. El objetivo es realizar proyectos que creen riqueza para tu comunidad, pero también para el resto de España. La solidaridad y la exigencia son complejas de equilibrar, pero hay que intentarlo. También habrá conflicto en las negociaciones de la financiación autonómica. Es lógico. Y todos lucharemos.

–Me dirá que no aspira a un acuerdo como el de Euskadi

–Claro que sí que me gustaría. También me gustaría modernizar la administración. En La Rioja la tenemos retrasada porque durante 24 años no se invirtió en modernizarla. De hecho, no sé cuánto dinero hemos dejado de recaudar porque no se ejecutaban los tributos. Era una especie de amnistía fiscal. Es muy duro decirlo.

–Después de oír ayer a los presidentes del PP, la unidad parece una entelequia

–Dentro se agradeció al presidente su franqueza y hubo buena predisposición en el debate. Por eso, el presidente de Cantabria, Miquel Angel Revilla, dijo a los presentes, aunque miraba a Nuñez Feijóo que lo tenía a su lado, si seríamos capaces de transmitir el buen ambiente y las ganas de colaborar de aquí dentro. ¿No podemos transmitir el ánimo positivo que se ha visto aquí?, se preguntó. A la salida quedó claro que el postureo político es muy diferente a lo que pasó dentro.

–Pero las necesidades aumentan porque la economía está hundida

La crisis no ha acabado y va a ir a mucho peor. El parón por el estado de alarma dejó la economía resentida, pero sabiendo que todo irá a peor, hemos de trabajar con lealtad para resistir. Nos pasa en España y en el resto del mundo, incluido Estados Unidos. Hemos de trabajar para salir adelante sin dejar a nadie atrás. Si la gente se queda atrás lo pagaremos caro.