El Supremo rechaza adoptar ninguna medida cautelar contra el Rey Juan Carlos

La Sala recuerda que nuestro sistema procesal no contempla la adopción de medidas cautelares respecto de quien no tiene la condición de investigado, como es el caso de Juan Carlos l.

La Sala de vacaciones del Tribunal Supremo ha rechazado la adopción de ningún tipo de medidas cautelares solicitadas por la entidad Omnium Cultural contra el Rey emérito. En una Providencia, la Sala recuerda que nuestro sistema procesal no contempla la adopción de medidas cautelares respecto de quien no tiene la condición de investigado, como es el caso de Juan Carlos l.

La solicitud fue realizada por la asociación que dirigía Jordi Cuixart, uno de los condenados por el “Procés”, e idéntica decisión toma la sala respecto a la querella interpuesta contra Don Juan Carlos.

Ómnium Cultural había registrado el martes, un día después de conocerse que el Rey emérito había decidido fijar su residencia fuera de España, un escrito en el alto tribunal para que éste tomase ciertas medidas, dado que la Fiscalía está investigando si Don Juan Carlos habría cometido delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.

Así, la entidad que dirige Jordi Cuixart había solicitado al Supremo que citara a declarar a Juan Carlos I en calidad de investigado y en caso de no comparecer, dictar orden internacional de detención. También había pedido que, como se desconoce el paradero del monarca emérito, ordenar la retirada de pasaporte y dictar prohibición de salida de territorio nacional, para el caso de que aún estuviera en España

En estos momentos, el Rey emérito no se encuentra como investigado en ningún procedimiento. Lo que sí están abiertas son unas investigacions por parte de la Fiscalía del Tribunal Supremo que le pueden afectar y que están relacionadas directamente con la donación recibida por Don Juan Carlos por parte del Rey de Arabia Saudí de 65 millones de euros. Las pesquisas se centran en determinar, principalmente, si se ha podido incurrir en un delito fiscal y, derivado del mismo, en otro de blanqueo de capitales.

Estas medidas reclamadas por Òmnium Cultural, que han sido rechazadas un día después de registrarse, se unen a la querella que la entidad presentó hace un mes también en el Supremo contra Juan Carlos I