Marlaska viaja a Argelia para frenar la salida de pateras hacia España

El ministro del Interior también ha tratado de la colaboración antiterrorista contra el yihadismo

La colaboración argelina para frenar el creciente flujo migratorio ilegal desde ese país a España, a bordo de pateras y embarcaciones similares, ha sido uno de los objetotivos principales que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha realizado hoy a Argel (Argelia), según fuentes solventes. Ha mantenido diferentes reuniones con el presidente del país, Abdelmadjid Tebboune; con el ministro del Interior, las Colectividades Locales y Planificación Territorial, Kamel Beldjoud; y con el ministro de Asuntos Exteriores, Sabri Boukadoum.

Asimismo, se ha tratado de la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada, así como en la colaboración en ámbitos como la protección civil, la formación policía o la seguridad vial, según Interior.

En el encuentro con Beldjoud, ambos ministros han puesto en valor la relación de España y Argelia en el marco de las áreas competenciales de ambos departamentos. El ministro español ha agradecido a su homólogo por el encuentro y ha destacado su “gran utilidad para estrechar y fortalecer los vínculos entre nuestros países”.“Quiero subrayar la importancia de Argelia para España como socio estratégico también en los asuntos de Interior. España cree firmemente en la cooperación bilateral basada en la confianza mutua y el respeto”, ha dicho.

Grande-Marlaska ha mostrado la disposición de España a dar continuidad a las líneas de trabajo existentes hasta ahora entre ambos departamentos, así como a proponer nuevas vías de cooperación.

En el ámbito migratorio, Grande-Marlaska ha destacado la “buena cooperación en materia de lucha contra la inmigración irregular y contra las redes de tráfico de personas” entre España y Argelia.m“Compartimos los mismos retos y también la preocupación por la dimensión humana del fenómeno migratorio. Estamos convencidos de que para gestionar adecuadamente los flujos migratorios en el Mediterráneo es necesario adoptar medidas preventivas”, ha señalado el ministro español.

Sin embargo, según fuentes conocedoras del asunto consultadas por LA RAZÓN, la inmigración ilegal procedente de aquel país es un problema creciente, según se ha puesto de manifiesto con la llegada de pateras en las últimas semanas a las costas españolas.